Este es Pancho, el carpincho domesticado por el que todo un pueblo desafió a las autoridades

¿Es correcto que un animal silvestre sea la mascota de una niña de 8 años?

Guía de: Vida Salvaje

Pancho es un carpincho que instaló un intenso debate en Argentina: ¿Está bien que un animal silvestre viva con una niña de 8 años? ¿Es correcto que las fuerzas de seguridad le arrebaten a la pequeña una mascota inofensiva?

car

La historia comenzó el pasado viernes en el pueblo de White, en la provincia argentina de Santa Fe. La Gendarmería transandina arribó a la casa en la que viven Juan y su hija, con la orden de llevarse a Pancho a una granja.

Inmediatamente, los vecinos se pusieron en alerta. Todos ellos conocían al animal y tenían la certeza de que en ningún lugar estaría mejor que con su amiga de 8 años.

La niña llora ante la posibilidad de perder a su mascota.

La niña llora ante la posibilidad de perder a su mascota.

Al poco tiempo, un centenar de personas se concentraron y organizaron una resistencia pacífica. Entre todos, rodearon a Pancho para evitar que las fuerzas de seguridad cumplieran con su tarea.

La rebelión fue exitosa. Los gendarmes argentinos desistieron y se conformaron con un documento firmado por Juan, quien se hizo responsable de la situación.

En declaraciones a los medios, el padre de la niña dio una explicación. “Le quieren sacar el carpincho a mi hija para llevarlo a la granja. Se va a morir ahí, va a extrañar, acá todo el barrio le da de comer. No hace nada. Es como un perro. No sé porqué se lo van a llevar”, argumentó, según consigna el diario transandino La Nación.

Los vecinos salieron a apoyar a Juan y a su hija.

Los vecinos salieron a apoyar a Juan y a su hija.

La contraparte

No se trató de un simple capricho de las fuerzas de seguridad. Según Manuel Jaramillo, director ejecutivo de Fundación Vida Silvestre, Pancho no debería vivir con personas.

“Los carpinchos pueden convivir con los humanos, pero la pregunta importante es si deben convivir con los humanos. En realidad son especies silvestres que no deben ser domesticadas y sometidas al mascotismo”, afirmó en declaraciones radiales reproducidas por Infobae.

Estos animales, que habitan en zonas tropicales y boscosas de Sudamérica, son roedores de gran tamaño (hasta 1,3 metro y pueden llegar a pesar 60 kilogramos) que no implican un riesgo para las personas, aunque tampoco nacieron para el cautiverio.

Por ahora, Pancho seguirá viviendo en White con su amiga de 8 años, aunque aún no está dicha la última palabra.

Pancho tomaba mate con los vecinos.

Pancho tomaba mate con los vecinos.

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios