Este hambriento leopardo se topó con la presa más accesible de su vida

Nunca antes este felino había tenido el almuerzo tan entregado.

Guía de: Vida Salvaje

En la selva, los depredadores tienen que trabajar arduamente para poder alimentarse, aunque en algunas ocasiones la misma naturaleza les simplifica la tarea.

El leopardo, a la pesca.

El leopardo, a la pesca.

Este leopardo hambriento, que estaba en busca de comida, halló prácticamente la mesa servida. La laguna se había secado hasta los niveles de un simple charco, por lo que el felino apenas debió mojarse las patas y elegir a uno de los peces sobrevivientes.

La presa luchó hasta donde pudo, pero quedó claro que no tenía forma de huir. El cazador se llevó sin siquiera transpirar el almuerzo más accesible de su vida.

El leopardo se mete en el charco y pesca una víctima:

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios