Increíble historia: Buzo estuvo en la boca de una ballena y vivió para contarlo

Un norteamericano permaneció unos segundos en el interior de un cetáceo gigante antes de ser devuelto al mar.

Guía de: Vida Salvaje

Michael Packard es un buceador que estaba pescando langostas cerca de las cosas de Boston, Estados Unidos, cuando atravesó una situación límite de la que increíblemente sobrevivió: Entró en la boca de una ballena jorobada y logró salir.

La ballena jorobada mide hasta 15 metros de longitud.

La ballena jorobada mide hasta 16 metros de longitud.

“Sentí un empujón y de repente todo estaba negro”, afirmó el protagonista de la increíble historia: “Podía sentir que me movía y a la ballena apretando los músculos de su boca. Lo siguiente que recuerdo es que vi luz y de repente estaba afuera”.

Packard, de 56 años, fue rescatado por un compañero e inmediatamente trasladado a un hospital de la zona para recuperarse de las heridas leves y, sobre todo, del terror que sintió en esos 30 ó 40 segundos que duraron una eternidad.

Packard estuvo 40 segundos en la boca del animal.

Packard estuvo 40 segundos en la boca del animal.

De acuerdo a especialistas en la materia, las ballenas jorobadas, animales que pueden llegar a medir 16 metros, abren su boca completamente para capturar crustáceos y peces pequeños. De esta manera, no llamaría la atención que el buceador entrara en el “combo”.

A pesar de los peligros de su oficio, Packard afirmó que continuará buceando para ganarse la vida.

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios