Pensó que era un tierno cachorro de gatito, le dio un hogar y resultó ser un puma

Una joven argentina adoptó a dos cachorros sin darse cuenta de que pertenecían a una especie salvaje.

Guía de: Vida Salvaje

Florencia Lobo es una joven de 18 años de la provincia de Tucumán, al noroeste de Argentina, quien divisó a dos cachorros indefensos en una cueva y, con las mejores intenciones, quiso darles un hogar. No sabía la sorpresa que sus “gatos” le tendrían preparada.

La mujer llevó a sus nuevas mascotas a su casa, les dio abrigo y alimento. Lamentablemente, uno de ellos no logró sobrevivir, pues ya había llegado con la salud muy deteriorada. El otro, bautizado “Tito”, comenzó a mostrar un comportamiento un tanto extraño para un gato común y corriente.

Así se ve un puma yaguarundí.

Así se ve un puma yaguarundí.

Los veterinarios coincidieron en la opinión de Florencia. Por eso mismo, decidieron contactar a expertos de la Reserva Horco Molle, una entidad especializada en animales salvajes de la región, donde descifraron el enigma: no se trataba de un felino doméstico.

“Tito” era nada menos que un puma yaguarundí, una especie que habita en toda Latinoamérica, preferentemente en zonas boscosas o montañosas y que en su vida adulta puede llegar a medir más de un metro de largo. Es decir, dentro de dos o tres años nadie sería capaz de volver a confundirlo con un gatito.

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X