Pueblo en Gales se sumergió en el caos por culpa de una pequeña ardilla rabiosa fuera de control

El roedor atacó violentamente a, al menos, 18 personas de la localidad de Buckley, generando pánico en toda la población.

Guía de: Vida Salvaje

Puertas y ventanas cerradas, calles desiertas y comercios vacíos. Repentinamente, la localidad de Buckley, en el norte de Gales, se convirtió en un pueblo fantasma. Y la responsable no fue ni más ni menos que una simple ardilla gris oriental.

Según informaron medios locales, el roedor atacó violentamente a no menos de 18 residentes, mordiéndolos en brazos, manos e incluso en la cabeza. Las víctimas debieron ser trasladadas de inmediato a los centros de salud más cercanos para solicitar una inyección antitetánica.

La ardilla gris oriental es considerada una especie invasora en el norte de Gales.

La ardilla gris oriental es considerada una especie invasora en el norte de Gales.

A raíz de estos incidentes, los ciudadanos de Buckley se aislaron lo mejor que pudieron en sus viviendas, mientras reportaban aterrados los acontecimientos en sus redes sociales.

Al final, la ardilla fue capturada por una residente en su jardín, luego de lo cual fue entregado a las autoridades. Desde la agencia estatal para la prevención de la crueldad animal recomendaron sacrificarlo, ante la imposibilidad legal de liberar a esta especie invasora en la naturaleza.

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios