Inicio » Vida Salvaje » Equipo

Terrorífico momento en que un oso polar intenta comerse a un niño

En un momento, el animal abre sus temibles fauces e intenta devorar al pequeño.

Los osos polares son animales que en apariencia lucen tiernos y dignos de ser abrazados, pero en la vida real, su amistosa imagen no se condice con su condición de un poderoso carnívoro al que es mejor tener a distancia.

Es lo que pudo comprobar una familia en un zoológico de San Luis, Missouri, Estados Unidos, quienes observaban con simpatía cómo un oso polar se acercaba a su pequeño hijo, al parecer intentado jugar con el menor, separados por un grueso vidrio de seguridad.

En un momento, el animal abre sus temibles fauces e intenta devorar al niño. Los familiares, que hasta ese momento bromeaban divertidos, se apresuran y entre risas nerviosas retiran al pequeño, pese a que el oso polar era incapaz de engullirlo gracias a la barrera de seguridad que los separa.

Por muy encerrado que estuviera el animal, sus instintos permanecen intactos, y a la primera oportunidad -si no existiera el vidrio de seguridad- habría engullido al niño sin ningún tipo de titubeo.

Este oso en particular es una de las grandes atracciones del zoológico, y su peso de unos 550 kilos da cuenta de la fuerza salvaje que posee.

Revisen el video con el temible momento en que este oso polar intenta comerse a un niño:

Más sobre Vida Salvaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X