El llamado urgente de una voluntaria: Seamos el cambio que la sociedad pide a gritos

Propongámonos metas, desafíos, proyectos y hagámonos cargo, luchemos por lograrlos y dejemos de ser personas que pasan, empecemos a ser personas que quedan

Guía de: Voluntariado

Tenemos que hacer algo con esta sociedad. Vemos diariamente en las noticias problemas a nivel internacional de pobreza y desigualdad, una sociedad con un porcentaje absurdamente grande de personas que se van a dormir sin tener una sola expectativa para el día siguiente más que “existir”, gente que nos topamos probablemente en las calles, pero somos incapaces de verlas como algo más que un número.

cambio-chile

Lo que necesitamos es un cambio de perspectiva y para eso tenemos que partir abriendo los ojos. Lo más “tragicómico” es que muchos de nosotros vemos esto como algo externo, algo que tenemos que cruzar el mundo para rescatar a millones de inmigrantes Sirios que intentan cruzar el Mediterráneo en busca de un techo y trabajo, ponerles un plato de comida a niños en África, entregar salud de calidad en India, pero la verdad es que todo esto está pasando aquí y ahora, en nuestro propio país, sólo que no lo vemos en la portada de los diarios o simplemente no lo queremos ver.

Hace menos de un año si me preguntaban cuál era mi sueño, les hubiese contestado orgullosa que era “arreglar el mundo” e irme a África o India y servir a través de programas como Médicos sin Frontera o algo semejante. Me doy cuenta ahora que no quería afrontar tal vez la amarga idea de que es algo que ocurre a minutos de dónde vivo, a gente que veo diariamente, era más simple pensar que fuera algo de “ellos”, no algo “nuestro”. Más simple, ese es nuestro problema, buscamos siempre lo que nos convenga y no está mal preocuparnos de nosotros, pero no hace daño mirar que está pasando fuera de nuestro mundo. No digo que sea una iluminada, tengo más que claro que no es así, no es que de un día a otro un bichito nació en mí y me mostró la realidad, simplemente empecé a ver las cosas con otra perspectiva. Estar en terreno, donde ocurre todo esto te ayuda a valorar las cosas “absurdas” del día a día y que son las que verdaderamente importan. Debo agradecer que desde muy chica mi mamá siempre me llevaba a ayudar, pero verlo con tus propios ojos y no bajo los ojos de otros que te lo muestran son dos mundos totalmente distintos.

Creo que no existe frase más acertada que la dicha por un voluntario tras un “Albatros”, “Felipe Cubillos no fue necesariamente una persona extraordinaria, sino que fue una persona que hacía las cosas ordinarias de cada día de manera extraordinaria”. Todos tenemos un potencial de hacer un cambio y dejar huella, cuanto explotemos esta área depende meramente de nosotros.

Los invito a todos a que dejemos de ser simples espectadores y empecemos a movernos, nosotros mismos, plasmemos nuestras ideas y metas en lo concreto y llevemos a cabo nuestros desafíos. Hago un llamado especial a los jóvenes, nos queda tanto por vivir, qué mejor que vivirlo ayudando al otro, no es un sacrificio, es más, es una ganancia inmensa, probablemente no sea una ganancia en bienes ni económica, pero pucha que sí es una ganancia propia.

Lo que uno no se da cuenta y suena muy cliché, pero que frase más cierta el que “dando se recibe” y con creces. El ser capaz de hacer a una persona sonreír, de mejorarle el ánimo, de entregarle herramientas nuevas con tus propios conocimientos enriquece de una manera inexplicable. No les hago un llamado a que donen todas sus cosas y vivan en la calle con lo mínimo, el asistencialismo no es lo esencial, les digo que aporten con conocimiento y tiempo, créanme que se valora mucho más.

Propongámonos metas, desafíos, proyectos y hagámonos cargo, luchemos por lograrlos y dejemos de ser personas que pasan, empecemos a ser personas que quedan, a ser personas que se preocupan por lo que nos rodea y dejemos de vernos el ombligo, no se va a mover de ahí, se los aseguro. No vean los límites como un impedimento de lograr lo que aspiran, son simplemente puntos de control, en los que se nos hace una pregunta en la cual  puedes escoger reforzar la idea principal que te llevó a donde te encuentras o buscar caminos aleatorios que te encaminen a nuevas metas y nuevos sueños. Seamos el cambio que esta sociedad pide a gritos.

Más sobre Voluntariado

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X