Inicio » Voluntariado » Equipo

Trabajos de verano: Cómo se están reinventando los voluntariados esta temporada por el coronavirus

De manera presencial o semipresencial los voluntarios preparan la época de servicio.

La pandemia por coronavirus ha generado un dilema para las universidades y organismos sociales, pues deben buscar fórmulas para desarrollar sus tradicionales trabajos de verano.

Vicente Stiepovich, Director Social de TECHO Chile, aseguró que producto de la pandemia, han tenido que replantearse la forma en la que llevarán a cabo los trabajos de verano de esta temporada, comentando que “hacerlo semipresencial es difícil ya que tenemos que construir viviendas y pensamos en que la movilización de voluntarios será en grupos más pequeños, lo que nos permitirá tener más control y poder cumplir con todos los protocolos sanitarios”.

De la misma forma, señaló que la modalidad aún no está cerrada, pero de confirmar que esta será presencial, los grupos enviados a las distintas comunas no superarán las 20 personas, con tal de cuidar la salud tanto de las familias como la de los voluntarios.

voluntarios

Para Stiepovich, la mayor complicación es la incertidumbre por no saber en qué estado sanitario se encontrarán los lugares que visitarán: “Nosotros solo iríamos a construir a comunas que están en fase 3, para poder tener libre circulación durante todos los días”.

“También nos complica mucho la convocatoria, sabemos que habrán voluntarios que les costará sumarse”, indicó.

El Director Social de TECHO destacó que para esta temporada esperan poder realizar “minitrabajos”, con construcciones más pequeñas, pero todo para lograr tener presencia con las 248 familias, que es la meta que se colocaron.

En el caso de los trabajos de verano impulsados por las universidades, Verner Codoceo, jefe general de ProyectaUC, comentó que para este verano optaron por hacer actividades de manera semipresencial.

“Fue complicado tomar esta decisión pero lo vemos como algo necesario porque de nada sirve que vayamos a aportar si causamos algún brote”, agregó.

Además, explicó que los trabajos de esta temporada serán más cortos, de no más de seis días, y que las construcciones, que por lo general son de tamaño mediano y grande, pasarán a ser más pequeñas: “Nuestras otras actividades, que son talleres y formaciones, pasarán a ser online por videoconferencia pero mantendremos los mismos objetivos que si fueran en persona”.

voluntariado chile

“El principal desafío es poder recrear la experiencia de ser voluntario, estamos trabajando para que las personas puedan llegar a esa sensación, a pesar de que todo sea vía remota”, añadió.

Por su parte, Rafael Valdivieso, jefe general de Impulsa Chile, proyecto de alumnos de la Universidad de Los Andes, comentó que la modalidad presencial nunca estuvo en duda, sin embargo la decisión final sobre mantener los trabajos en verano, y no trasladarlos a invierno, llegó a eso menos de un mes.

Asimismo, aseguró que el trabajo en conjunto con la Municipalidad de Curacaví ha sido vital para la planificación de las actividades: “El municipio propuso la aplicación de exámenes PCR a todos los voluntarios al entrar y al salir de los trabajos. Desde el momento que lleguemos estaremos en cuarentena en un colegio de la comuna mientras esperamos los resultados”.

“Los años anteriores realizamos actividades de construcción en sedes vecinales o jardines infantiles pero esta vez, optamos por lugares más abiertos y alejados de la comunidad, como algunas plazas, para así tener el menor contacto posible y evitar riesgos para ellos y para nosotros”, cerró.

Más sobre Voluntariado

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios