Inicio » Voluntariado » Equipo

Inversión Social: La clave fundamental para la sobrevivencia de las empresas

El intento de los últimos 50 años por hacer de las empresas entidades más “responsables” no ha logrado bajar el impacto ambiental ni tampoco ha logrado disminuir los problemas.

“En el futuro, sólo sobrevivirán aquellas empresas que colaboren con las soluciones para los grandes problemas de la sociedad”. Con esta sentencia Paul Klein, fundador y presidente de Impakt y Milinda Martin, vice presidenta de Time Warner Cable inician un artículo escrito en conjunto para Forbes, donde analizan cuáles son los desafíos para las grandes empresas y sus modelos de negocio respecto a su responsabilidad social.

No solo citan algunos estudios realizados sobre la tema, sino que van mucho más lejos: Creen que la filantropía, las donaciones y las pequeñas iniciativas no han amortiguado el impacto ambiental ni tampoco han logrado reducir los grandes problemas sociales del mundo: lo que hoy se necesita es incluir en su cadena de valor un propósito de mejora, se debe invertir en lo social.

inversion-social

Con Ignacia, voluntaria de ongs de nuestro país, habíamos estado comentando el último tiempo sobre la responsabilidad social empresarial cuando llegó a nuestras manos el artículo publicado en Forbes y no pudimos evitar comentar algunos de los puntos mas sustanciales de lo que podría ser unos de los giros empresariales más grandes en el último tiempo: La inversión social.

No mas filantropía: El intento de los últimos 50 años por hacer de las empresas entidades más “responsables” no ha logrado bajar el impacto ambiental ni tampoco ha logrado disminuir los problemas más crudos que enfrentan los grupos más vulnerables del mundo. Puede ser efecto de que la intención social de las grandes compañías se ha tratado de forma aislada e independiente de su modelo de negocios y de su cadena de valor. Muchas empresas creyeron que el donativo a una tercera institución era suficiente para su responsabilidad social: error. Hoy los desafíos están en integrar las aéreas de RSE y su trabajo diarios al ADN corporativo, no como valor agregado sino como fin último.  Klein y Martin lo afirman de la siguiente manera:

“Se estima que el 2015 marcará el inicio de una transición proyectada a largo plazo respecto al rol y propósito del las compañías más grandes a nivel mundial y de las cadenas de valor que éstas controlan. Este cambio se gatillará con el reconocimiento de que, a pesar de los años implementados en iniciativas diseñadas para hacer empresas más “responsables”, el progreso real respecto al cambio climático y otras cuestiones mundiales ha seguido incrementándose”. Añade que la nueva regla de oro para los líderes en los negocios será aferrarse a la idea de que la viabilidad de sus planes depende de la solución que presten para los problemas sociales más preocupantes a nivel mundial.

La génesis social de la empresa: Otra idea fuerza del artículo es tener siempre en mente que muchas de las grandes empresas fueran creadas por un fin social más que por una oportunidad de negocio. El caso Nestlé (compañía que está liderando muchos de los desafíos sociales-empresariales en el mundo y en Chile) que fue creada para entregar suplemento alimenticios a niños con alteración digestiva, está volviendo a sus raíces. Se cree que esta génesis social hoy se interceptará con los nuevos desafíos para ampliar y mantenerse en el mercado como líder: una producción más limpia, apoyo a comunidades aledañas y posicionar las soluciones de problemas sociales dentro de la cadena de valor de cada compañía. Los autores los plantean de la siguiente manera:

“En lugar de proporcionar ayuda filantrópica para apoyar a las ONGs, las compañías ya están considerando un rango de otras oportunidades, incluyendo impulsar la transición de las organizaciones benéficas desde la filantropía al emprendimiento social sustentable, y prestar más valor socioeconómico a las comunidades invirtiendo en empresarios locales”.

Los “Millenials”: No solo dependerá de las reglas del mercado la cantidad de inversión social de las compañías. Desde ya hace algunos años se está hablando de la generación millenials, los cuales serán los nuevos ejecutivos que ya tienen una conciencia mayor del impacto que generan las compañías en el mundo y la responsabilidad que tienen con entregar soluciones no solo a los problemas que ellas mismas puedan causar, sino a entender que sus intenciones de liderar los mercados están estrechamente ligadas a tener que mejorar la sociedad, el medio ambiente y las oportunidades que se puedan entregar a grupos más desfavorecidos. Esta en mente de esta nueva generación poner por encima del negocio y la producción el bienestar de sus empleados, el ser atractivos para accionistas que buscan invertir en compañías preocupadas de la sociedad y en mejorar la calidad de vida de la sociedad.

Por último les dejamos el artículo original en Forbes para que puedan conocer y compartir las ideas que inspiraron estos comentarios.

Links:

Más sobre Voluntariado

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X