La Bibliolancha: La historia de una iniciativa que sirve a la cultura y la esperanza

Un puente cultural itinerante, ayudando a fomentar la lectura, la cultura y el emprendimiento.

Guía de: Voluntariado

Tristemente en Chile– a diferencia de los países desarrollados– la cultura es lo último que se piensa en financiar y el último ítem en los presupuestos, más aún en tiempos de crisis.

Sin embargo,  somos muchos los que seguimos y creemos en el legado que nos dejó Felipe Cubillos: “Siempre se ayuda a los que piden y vociferan, pero a los que me refiero, no piden ayuda, sólo necesitan una oportunidad”.

Los invito a leer el testimonio de Gisela Wiesner, una voluntaria que se acercó a nosotros con ganas de ayudar y quedó enamorada del proyecto de la Bibliolancha de Chiloé que partió con el único objetivo de proveer servicio de biblioteca y que se ha expandido a cumplir un rol que también promueve la artesanía.

Bibliolancha

Este es su relato:

Una embarcación llena de libros, música y teatro zarpaba cada lunes desde Quemchi– en el Archipiélago de Chiloé– llevando historias y poesía a las diferentes islas de la comuna. En Mechuque, Tapahue e Isla Tac, la comunidad  recibía a Teolinda –la mujer de los libros y hoy gestora cultural de la región–  y la colorida lancha que alegraba y culturizaba la vida de cientos de familias de estas remotas regiones.

Sin embargo, el lanchón fue dado de baja hace un tiempo y esta admirable labor hoy se hace gracias al esfuerzo de Adrián Barría, el “tío de los libros” como lo bautizaron los niños de Quemchi. Él es funcionario de la biblioteca de la comuna y viaja en un rinconcito de la lancha municipal que lleva atención médica a las islas. Acarrea una pesada mochila llena de libros y camina hasta 14 kilómetros diarios para entregárselos a las familias que lo esperan con alegría y gratitud.

 

Hemos sido testigos de esta bella y admirable travesía, constatando en las localidades que pudimos visitar la condición de extremo aislamiento de estas comunidades  que hoy, debido a la marea roja y contaminación, se han quedado sin su principal fuente de sustento: los productos del mar.

Fieles a la convicción de nuestra fundación– que podemos aportar a construir una mejor sociedad– encontramos una embarcación a la venta que es ideal al propósito que se necesita: llevar cultura y además ser el medio de transporte de sus productos  artesanales como tejidos, cestería y objetos de madera a los mercados y ferias de Quemchi, Castro y Ancud. El objetivo: poder crear una nueva fuente de ingresos, ya que el mar no puede ser hoy su único sustento.

Por lo mismo, sabemos que La Bibliolancha de Quemchi será un puente cultural itinerante, ayudando a fomentar la lectura, la cultura y el emprendimiento local de un Chiloé que lo necesita con urgencia y que no podemos defraudar.

Más sobre Voluntariado

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X