Inicio » Voluntariado » Equipo

La importancia de ser voluntario: El caso Desafío Levantemos Chile

El tener un cuerpo de voluntarios recurrente y comprometido, es un tremendo desafío para cualquier fundación.

Ser voluntario tiene un triple impacto que no es posible cuestionar: Impactas a las personas que ayudas, a la fundación en la cual te desempeñas y te impactas a ti mismo. Sin embargo, el detalle de ese triple impacto, puede cambiar según la formación que cada institución da a los jóvenes que participan de ellas. En este caso quiere dejar a Francisca Díaz, voluntaria de Desafío Levantemos Chile, para que nos cuente la importancia de ser voluntarios según las ideas de Felipe Cubillos y el equipo que sigue su legado.

“Para cualquier fundación es claro e imprescindible el rol que cumplen los voluntariosimage1, ya que en un futuro son quienes trasmitirán el mensaje y el modelo de trabajo de la causa y, por lo tanto, son los llamados a liderar y a relevar en las funciones. Ellos son el corazón de una fundación y gracias a sus experiencias en cada trabajo en terreno, conocen la esencia y el sentido más profundo de cada proyecto y programa realizado; logran entender de la forma más pura, vivenciando la realidad de la gente, la urgencia que tiene el entregar soluciones ahora; y además, son los llamados a hablar con propiedad de lo que han vivido y a liderar transformaciones concretas desde los distintos lugares que a cada uno de ellos le tocará vivir.

El tener un cuerpo de voluntarios recurrente y comprometido, es un tremendo desafío para cualquier fundación, ya que la invitación a entregar tiempo y habilidades por una causa, requiere no solo de la motivación inicial del otro, sino también de su compromiso con el trabajo a realizar, el cual solo se logra cuando el voluntario encuentra su lugar y propósito en el equipo del que forma parte.

En Desafío Levantemos Chile buscamos que aquellos que participen con nosotros y que conozcan las experiencias que se viven en terreno, al trabajar por ejemplo, codo a codo con las familias de un campamento, al escuchar la historia que hay detrás de cada persona en situación de calle, o en las distintas experiencias que desarrollan, en las cuales pueden abrir los ojos a los terremotos diarios que viven miles de chilenos; decidan involucrarse desde el lugar en el que estén, ya sean secundarios, universitarios o profesionales, en la tarea de trabajar por hacerse cargo de mejorar y transformar Chile. Buscamos que no sólo se queden en vivir la experiencia, sino que también se comprometan en ser protagonistas de los cambios y que hablen con propiedad de las experiencias que han tenido y que sientan suya, la tarea de mejorar la calidad de vida de cada una de esas personas.

Para nosotros es importante tener siempre presente cuál es el sentido que tiene cada cosa que estamos haciendo, tener siempre un para qué, de manera que lo que viven al participar en una experiencia de voluntariado, les permita cuestionarse y mirar más allá de sus realidades y aprender de cada situación vivida. Es por esto que,  entendemos que es nuestra tarea, trabajar junto a los voluntarios, entregándoles las herramientas y una sólida formación, que les permita conocer los valores de nuestro trabajo y así puedan trasmitir con pasión nuestros mensajes, de manera que más jóvenes se motiven por trabajar y ayudar a quiénes más lo necesiten. Además, trabajando codo a codo junto a nuestros voluntarios, podemos conocer sus deseos, expectativas e intereses; involucrarlos y que puedan descubrir cómo a través de sí mismos, con sus fortalezas y habilidades, pueden contribuir en la vida de otras personas, de manera que pasen de solo conocer realidades, a empoderarse completamente, plantearse desafíos y transformarse en líderes comprometidos con cada programa del que participan.

Para nosotros es fundamental, que cada persona que forma parte de nuestra causa, viva el voluntariado no solo como una experiencia de servicio y ayuda, sino que sientan que el entregar su tiempo como voluntarios es una experiencia de crecimiento personal, en la cual, aprendan a trabajar en equipo, entendiendo que todos tenemos distintas fortalezas y también ciertos límites personales, por lo que siempre necesitaremos trabajar junto a otros para lograr un objetivo; queremos que logren empoderarse de forma positiva, para ser capaces de plasmar sus ideas de forma correcta y siempre respetando a quiénes les rodean, ya sea el mismo equipo, u otros; y que este trabajo arroje para ellos mismos, una posibilidad de descubrir y desarrollar su propio potencial e intereses personales, de manera que tras vivir la experiencia de ser voluntario, lleven consigo una mochila de nuevas herramientas para la vida.

La capacidad de gestionar eficazmente un equipo, aprovechando los potenciales de cada uno de sus miembros, entregando las condiciones necesarias para que puedan realizar adecuadamente cada intervención y brindándoles a sus miembros una formación sólida que permita que los valores de una fundación trasciendan en el tiempo, es la base de cualquier voluntariado. En Desafío Levantemos Chile, hoy estamos trabajando para que nuestros voluntarios, sean el día de mañana, los grandes líderes que nuestro país necesita.

Más sobre Voluntariado

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X