¿Cómo enfrentar la vacaciones con Hijos adolescentes?

Las familias con hijos adolescentes pueden sufrir una serie de inconvenientes a la hora de planificar las vacaciones. Aquí contamos cómo resolverlo.

Guía de: Adolescencia

A medida que los chicos crecen, las vacaciones familiares se van complicando. Cuando eran niños bastaba con organizar sus bolsos y llevarlos a cualquier lugar que los padres hubieran decidido sin previa consulta, para que los niños gozaran y se divirtieran en cualquier lugar con su familia. Sin embargo al entrar a la adolescencia prefieren pasar tiempo entre sus amigos, y las vacaciones familiares no siempre les parece el mejor de los panoramas.

Vacaciones hijos

Foto: Yasna Kelly

Los hijos deben gozar de la posibilidad de elegir el destino de vacaciones.

Como lo mencionaba en el artículo de ¿qué hacer su mi hijo adolescente prefiere a sus amigos? La adolescencia es una edad en la que los chicos empiezan a necesitar construir algo por fuera de sus familias, es el momento de los primeros gritos de independencia y autonomía, propios, sanos y normales dentro de esta etapa de vida. En esta etapa los jóvenes se sienten contenidos por sus amigos y sienten que todas sus necesidades de comunicación están cubiertas con ellos, es por eso que surge un distanciamiento con los padres, pues estos son vistos como figuras de límites que, muchas veces, los reprenden demasiado.

Saber aprovechar las vacaciones con los hijos adolescentes es un desafío para los padres. El poder manejar los cambios de humor propios de la edad, y las fluctuaciones en los estados anímicos que oscilan entre el silencio sepulcral y la verborrea, son algunas de las precauciones que los padres deben tener en cuenta antes de emprender el viaje.

Una forma de motivar a los chicos con este tiempo libre es permitirles que formen parte de la organización, poder decidir dónde irán en familia, hace que éste se sienta considerado en las decisiones; además es importante proponer actividades interesantes para ellos, lo cual va a variar dependiendo los gustos de cada hijo.

Tanto adultos como hijos disponen de tiempo libre en vacaciones. El hecho de no estar sujetos a horarios ni obligaciones distiende los lazos y la conversación. Las vacaciones son un momento ideal para que surja la confianza y la comunicación. Esto hace que el adolescente, que deja de estar a la defensiva y se integre más en el ámbito familiar. La tarea de los padres es aprender a respetar los tiempos y deseos de los hijos, y entender los cambios propios de esta etapa.

Vacaciones con sus amigos

Otra de las complicaciones con las que se pueden enfrentar los padres de adolescentes es con la petición de ir de vacaciones con sus amigos. Esta se puede dar de dos formas: o que uno de sus amigos se sume a las vacaciones familiares, o ellos sumarse a las vacaciones de un amigo.

Vacaciones hijos

Foto: Juan Francisco Somalo

Las aprensiones y temores parentales provocan incertidumbre a la hora de permitir los hijos ir de vacaciones con otra familia.

Ambas opciones poseen pros y contras. El hecho de llevar a otra persona de vacaciones aumenta los costos y limita los espacios de privacidad e intimidad que sólo se logran en familia; por otra parte, el dejar que los chicos se vayan de vacaciones solos o con los padres de un amigo genera desconfianza y temor en algunas familias.

¿Cuál de las dos alternativas es mejor? Depende de cada caso en particular. En el caso que el presupuesto no sea un problema, llevar a un amigo de vacaciones es una buena alternativa. En ese caso el desafió será plantear las vacaciones como familiares, es decir, integrar a los chicos a las actividades programadas para que compartan con el resto, dejando también lugar a que ellos realicen actividades por su propia cuenta.

En cuanto a dejarlo ir de vacaciones con otra familia, o solo con sus amigos, la decisión se vuelve un poco más complicada. Las aprensiones y temores parentales provocan incertidumbre a la hora de dar permiso. No obstante, si se conoce bien a los padres del amigo, o a los amigos y el lugar dónde irán de vacaciones, por qué no dejarlos ir.

Finalmente las vacaciones en familia se van complicando a medida que los hijos crecen. Con el paso del tiempo los chicos ya no saldrán con los padres y es bueno empezar a darse cuenta de esto, para de a poco ir reconstruyendo las vacaciones y que estas vuelvan a ser momentos en pareja.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X