¿Dejo que mi hija tome anticonceptivos?, un debate complejo

¿Qué hacer cuando esa primera relación amorosa aparece? Es la gran pregunta de cientos de padres preocupados por la salud y el futuro de sus hijos.

Guía de: Adolescencia

El inicio de la vida sexual de los adolescentes está teñido de miedos y dudas tanto para padres como para hijos. El uso de anticonceptivos orales como método de protección es una posibilidad que muchos padres deben analizar en este momento del desarrollo.

Los anticonceptivos orales son el método preferido por la población femenina. La simpleza de su administración y la alta tasa de efectividad con respecto a la prevención de embarazos no deseados, hacen que miles de mujeres utilicen los anticonceptivos como único método de prevención sexual.

Sin embargo, es necesario adquirir una correcta información respecto a su uso, la regularidad con la que deben ser ingeridas y qué tipo de pastillas son las indicadas para cada mujer, son algunas de las preguntas que las adolescentes deben tener claras antes de comenzar a utilizarlas.

Dejo que Mi hija Tome Pastillas

Foto:Tengoutero.com

Sexualidad femenina

¿Qué hacer cuando esa primera relación amorosa aparece? Es la gran pregunta de cientos de padres preocupados por la salud y el futuro de sus hijos. Las respuestas son variadas, y van desde una voz impositora tajante que prohíbe y trata de inhibir todo contacto sexual entre esos dos adolescentes, hasta aquellos padres que prefieren el diálogo y la protección de sus hijos.

Para los padres de mujeres la decisión de qué camino tomar parece ser mucho más difícil. ¡Si quedas embarazada tú deberás cuidar para toda la vida a ese hijo! O, ¡los hombres sólo buscan sexo! Son algunas de las frases utilizadas por los adultos para desincentivar el deseo sexual femenino.

Sin embargo, esta es una tarea biológicamente imposible. Las mujeres al igual que los varones, tienen curiosidad y deseo sexual desde la temprana infancia, los que en la adolescencia se ven incrementados.

La comunicación horizontal en los temas sexuales permite entender las dudas y miedos de los jóvenes con respecto a su acontecer sexual. De esta manera llegar a acuerdos respecto a métodos de prevención y, por sobre todo, el desarrollo de una sexualidad responsable llega a un buen puerto.

Uso de anticonceptivos

Desde muy temprana edad las mujeres sabemos de la existencia de estas pastillas que nos ayudan a prevenir el embarazo no deseado. Pero en la adolescencia muy pocas saben realmente cómo utilizarlas de manera correcta, y aun mucho más importante, muy pocas las utilizan como un método de protección complementaria. Cientos de adolescentes piensan que por sólo tomar la pastilla se encuentran protegidas.

Método complementario: Las pastillas son un complemento a la protección sexual. Ellas sólo pueden evitar el embarazo. Su acción en la prevención de enfermedades de transmisión sexual es nula, por esta razón se hace necesario que las adolescentes que se inician sexualmente tomen consciencia y ejerzan una sexualidad responsable.

Una pastilla para cada mujer: En el mercado existen cientos de marcas de anticonceptivos, pero no todos son iguales. Un médico ginecólogo que realice un perfil bioquímico de la mujer es el único capaz de determinar qué pastilla es la adecuada para ella. La edad, complicaciones hormonales, afecciones a la piel y peso son algunos de los factores que pueden influir en la prescripción de una marca u otra. ¡No deje que una amiga le recomiende a su hija qué pastilla usar, un médico es el indicado para tomar esta decisión!

Uso correcto: La efectividad en la prevención del embarazo depende exclusivamente de cómo se ingiera el comprimido. Ser regular en el horario, jamás olvidar un día y respetar los tiempos de descanso son temas que las adolescentes deberían conocer para tomar las pastillas de manera correcta.

Nadie dice que es fácil asumir la sexualidad de los hijos, sin embargo, el abrirse a la posibilidad de que los adolescentes ejerzan su sexualidad de manera responsable permite guiarlos de una mejor manera. Es importante recordar que la prohibición no es la forma correcta de cuidar a sus hijos, y que si lo que se quiere es retardar el inicio de la sexualidad, esto se logra por medio de la conversación clara, honesta y vertical.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X