Grupos de madres en WhatsApp: ¿Ayudan o perjudican a los hijos?

Para desarrollar la responsabilidad de los hijos es fundamental que ellos adquieran las tareas que les corresponden. Al menos así lo plantean los expertos.

Guía de: Adolescencia

Unos meses atrás me topé con un artículo que hablaba de cómo los hijos instrumentalizaban a sus madres y los convertían en sus agendas personales.

No era de una niña pequeña, sino de una adolescente que pedía a su madre hacerse cargo de sus olvidos, así le solicitaba que asumiera deberes que no le correspondían.

En el blog de Noelia López se exponía una situación cada vez más común: los grupos de WhatsApp de madres.

De inmediato comencé a preguntar si era una regla casi general que las apoderadas o apoderados mantuvieran ese tipo de comunicación con sus pares. Así, familiares y amigos me comentaron que sí, que todos pertenecían a una de esas agrupaciones virtuales, independiente de la edad de sus hijos.

¿Para qué?, les pregunté: “Bueno, sirven para avisar de reuniones, de problemas en el curso y de tareas que tienen los niños”.

WhatsApp-madres2

De inmediato recordé la reflexión a la que llegaba la autora de la entrada “Me niego a ser la agenda de mi hija por WhatsApp” y comencé a investigar cuáles son los riesgos de dejar a los niños y adolescentes sin sus propias responsabilidad, a leer sobre los efectos de hijos incapaces de recordar sus tareas, sus pruebas o los materiales que deben llevar a su colegio.

Así, en cientos de publicaciones de especialistas en adolescencia se puede ver que una de las reglas generales para formar ciudadanos responsables, personas capaces de asumir compromisos, es evitar asumir tareas que les corresponden.

“Cuando los padres asumen las responsabilidades de los adolescentes, ellos encuentran difícil ser independientes y responsables, porque es más fácil dejar que otras personas hagan las cosas por ellos”, plantea por ejemplo el doctor Sergio Canavati.

Desde el Plan del Ministerio de Salud de Perú, también se comparte este punto: ” Aprender a adquirir las habilidades y manejar las múltiples demandas que les permitirán moverse en el mercado laboral”, sostienen sus expertos.

En el ejemplo del blog que dio origen a este post, la madre en cuestión narraba cuando su hija adolescente le decía que había olvidado llevar una hoja de tarea y le pedía a su progenitora que se la consiguiera con otras madres del curso, para que la profesora no le pusiera una mala calificación.

La respuesta fue la siguiente: “Tú no debes confiar en que el móvil de tu madre responda a tus olvidos ya que, es tu responsabilidad traer tu agenda con tus ejercicios. Yo tengo mi agenda y no te pido a ti que me recuerdes si tengo que responder a un cliente, si tengo que preparar un material….así que cada uno debe asumir su parte”.

Un ejemplo a practicar si queremos tener hijos más independientes, responsables y que vayan creciendo acorde a sus capacidades.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X