Informe sobre derechos de los niños y adolescentes: Chile es último en América Latina

Nuestro país es el peor evaluado en América Latina en materia de derechos de niños y adolescentes: Atraso al mismo nivel de los países caribeños.

Guía de: Adolescencia

A comienzos del mes de Septiembre, Chile conoció el resultado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos respecto del cumplimiento y resguardo de los derechos de niños, niñas y adolescentes que viven en nuestro país. La conclusión fue categórica, ocupamos el último lugar en América Latina y no se ha avanzado sustancialmente con respecto del examen rendido anteriormente.

El país no ha avanzado en instituciones, judicialización y resguardo de Derechos Humanos de las etnias principalmente. En cuanto al primer punto, se critica que se carezca de una institucionalidad que dote de derechos universales a los menores de edad, además de una política sistémica sobre el tema; en cuanto a los Tribunales de Familia, estos no fiscalizan específicamente las medidas de protección y tampoco cumplen con los plazos para intervenir y derivar a instituciones de resguardo infantil, finalmente el informe señala que Carabineros y Policía de Investigaciones (PDI) “cometen violaciones a los Derechos Humanos contra menores de edad, particularmente de la etnia mapuche”.

derechos adolescentes

Foto: Alfredo Cáceres

Centrándose en los problemas, lo que realmente aparece como de extrema gravedad para la relatora de la infancia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanas, Rosa María Ortiz, quien entregó los datos del documento, es que la derivación de niños, niñas y adolescentes a instituciones de resguardo de derechos es ineficiente, por cantidad y calidad.

“Comparativamente Chile está muy retrasado sobre todo por ese exceso de niñez y adolescencia institucionalizada, ya sea por razones de protección en el caso de los niños que tienen problemas de nivel familiar, como por los adolescentes en conflicto con la ley, es un número desmedido y es un tiempo desmedido y las medidas de internación no rehabilitan, no educan y la sociedad también se ve afectada por eso”.

Rol criticado

El rol del Sename es ampliamente criticado, el hecho de que se intervenga masivamente a los niños y adolescentes de sus familias y que además las instituciones sean incapaces de proteger los derechos infantiles hace que la rehabilitación y la educación sean débiles para aquellos que necesitan una protección estatal para cuidar aquellos derechos que su entorno más cercano no les brinda.

“El último recurso del Estado, pero en Chile es el primero y casi el único, porque no existe un sistema de prevención”.  Acusó el informe, en esta fácil internación de los niños, niñas y adolescentes en centros. Se castiga a los adolescentes, pero no se les protege, insistió la oradora.

Las exigencias interpuestas para el país, que desde 1990 ratificó la Convención Internacional de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (CIDN), apuntan a un Estado que proteja y promueva que las familias tengan hijos y estos se puedan criar con “apoyo de una institucionalidad y en lugar de pensar en respuestas que protejan a los niños de esa violencia, se acusa a los niños de esa violencia, entonces aumentan las medidas represivas posterior a los problemas, cuando que el enfoque de derechos humanos pide que el Estado proteja antes de que surjan los problemas”.

En cuanto a la detención preventiva, se calificó de “grave” que el país no tenga plazo legal para su aplicación, que en casos ha tenido a menores de 18 años presos por más de un año.

“La policía a pesar de que también ha hecho actualizaciones en materia de derechos humanos todavía hay uso de poder desmedido que significa violaciones de derechos humanos, pero sobre todo en Chile el problema es que cuando la fuerza policial comete alguna infracción, algún delito en contra de los DD.HH. los casos son atendidos por un juzgado militar, y eso no es correcto en materia de derechos humanos todos los juicios deben ser hechos por juzgados civiles” concluyó la relatora por el tema de violencia mapuche.

Cabe recordar que la Convención ratificada por nuestro país es vinculante, siendo el primer instrumento internacional jurídicamente de este tipo que incorpora toda la gama de derechos humanos: civiles, culturales, económicos, políticos y sociales. En 1989, los dirigentes mundiales decidieron que los niños y niñas debían de tener una Convención especial destinada exclusivamente a ellos, ya que los menores de 18 años precisan de cuidados y protección especiales, que los adultos no necesitan.

Respecto del análisis internacional, nuestro país nuevamente queda al debe en materia de respecto de los Derechos Humanos, por segunda vez consecutiva el país reprueba su examen internacional en materia de infancia. Queda mucho por hacer, un cambio estructural es fundamental para que las instituciones funcionen.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X