Violencia de género: Un problema latente

La confianza, la conversación... generan respeto, primero respeto por uno mismo, y cuando ese respeto es alcanzado el respeto por el otro es inherente a nuestro comportamiento.

Guía de: Adolescencia

Trabajar para disminuir los índices de violencia de género ha sido una de las principales políticas que ha desarrollado el país en la última década.

Disminuir la cantidad de mujeres agredidas por sus parejas, concientizar respecto a la gravedad de los hechos e informar respecto a los diferentes modos de ejercerla, han sido los ejes de difusión de estos programas de gobierno.

En la actualidad las mujeres tenemos más conciencia de la gravedad de estos delitos, que hasta hace 10 años atrás. El atreverse a denunciar a los agresores es uno de los resultados de esta mayor difusión y comprensión frente al tema.

Violencia de Genero

Foto: PlanetaEllas

En el diario vivir

Por motivos laborales tuve que asistir a un centro médico de urgencia ubicado en Santiago. Al llegar presté atención en una historia que se estaba desarrollando a metros de mi posición.

Una adolescente (15 años de edad) estaba acompañada por su madre. Un carabinero les tomaba los datos… Pasados unos segundos, llaman a la joven estudiante para ser atendida, es ahí cuando su madre le relata al carabinero la historia.

¡La habían golpeado! El pololo de esta adolescente había reaccionado de manera muy violenta tras una discusión y la había agredido, pero para que nadie lo notara, no había golpeado su cara.

La niña lloraba asustada, la mamá no se explicaba todo lo que había pasado.

La imagen es impactante. Yo como profesional dedicada a las problemáticas adolescentes quedé fuertemente impactada con el relato que a metros mio se tejía.

¡Cómo es posible! se pregunta uno. Por qué una mujer debe pasar por estas situaciones a sus 15 años, cuando tiene muy pocas herramientas emocionales para enfrentar episodios de agresión y violencia.

Casos cómo este pasan a diario. Sí, efectivamente las mujeres sabemos que podemos denunciar cuando nos agrede nuestra pareja, pero ¿por qué nuestra pareja nos debe agredir?

Relaciones enfermas

Enseñar a vivir en relaciones armónicas es una tarea de los adultos.  Somos nosotros quienes debemos dar el ejemplo de respeto -con nosotros y con todos quienes tengamos al frente- no puede ser que debamos denunciar una agresión, no es posible que las cosas lleguen tan lejos que alcancen los golpes.

Discutir es sano, nos hace bien contraponer nuestras ideas y ser capaces de escuchar y entender o respetar las visiones del otro, pero discutir no implica gritos, insultos, golpes ni crímenes.

No temamos enseñar a conversar lo que nos pasa, a dejar establecido que lo fundamental es poder hablar con nuestra pareja; que si el otro no nos escucha no vale la pena seguir en una relación.

La confianza, la conversación… generan respeto, primero respeto por uno mismo, y cuando ese respeto es alcanzado el respeto por el otro es inherente a nuestro comportamiento.

El éxito de la campaña no es sumar muchas más denuncias, es evitar que se llegue a la violencia.

El día que -como sociedad- comprendamos que la función de la pareja es acompañar, cuando dejemos de temer a decirle a un otro lo que nos molesta o no nos gusta, vamos a poder construir relaciones más sanas y evitar episodios como el que les conté.

Más sobre Adolescencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X