Inicio » Alma »

¿Cómo abandonar el rol de víctimas y tomar el control de nuestras vidas?

La gente próspera no se queja, soluciona, no le entrega el poder de su vida a nadie, más bien toma el poder de su propia existencia.

Guía de: Alma

Al sistema en el cual vivimos le conviene que tengamos miedo. Nos ha enseñado a ser víctimas. Nos ha inculcado que lo normal es tener miedo y por eso, nos vende miedo.

Y las víctimas nunca serán prósperas, ni tendrán dinero ni éxito personal, ni menos felicidad y paz. No hay persona próspera que sea víctima. La gente próspera no se queja, soluciona, no le entrega el poder de su vida a nadie, más bien toma el poder de su propia existencia.

El abandonar las quejas y ser agradecido, es el primer paso para abrir la puerta a la abundancia.

Rol víctima

Foto: Internet

Dejar de lado los miedos y el rol autocompasivo de víctima no es tarea fácil, pues dentro de este papel se encuentran múltiples beneficios. El quejumbroso, entre otras cosas, se alimenta mucho de la energía de quienes lo escuchan. Obtiene atención y se siente agredido a veces, si se le ofrece una solución, porque en realidad no quiere solucionar, no quiere salir de dónde está. Sólo desea ser atendido, porque en el fondo, tuvo o tiene una carencia feroz de amor.

El mejor servicio que podemos prestar a estas personas es mostrárles que es necesario abandonar el ingrato papel de víctima, que no les deja crecer, para abrazar en cambio, a la persona adulta, que con todas sus dificultades, venga de dónde venga, le haya tocado lo que le haya tocado, puede y es capaz de trascender sus circunstancias, para tomar las riendas de su vida.

Cambiar queja por agradecimiento; cambiar inmovilidad y rechazo por acciones concretas para salir de la situación, de la zona de confort de la resignación, a la zona de las responsabilidades y las decisiones; cambiar energías de baja vibración que nos desconectan del Amor, por energías positivas que nos vuelven al Amor.

Todos peldaños en la escalera hacia una buena vida, hacia una nueva vida que abandonando el rol de víctima, se conecta con la esencia, con la chispa divina, para vivir cada día más, rodeado de amor, belleza y prosperidad.

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X