Inicio » Alma »

Cuatro pasos para entrar al camino evolutivo

No se puede ayudar a otros a evolucionar si uno no ha evolucionado primero.

Guía de: Alma

Todo en la vida tiene un ritmo y no podemos dar un paso sin antes dar otro.

Hay cuatro, que son básicos y correlativos, en el camino de cualquier iniciado, es decir, en el de cualquier persona que quiera conectar con su doble origen, el humano y el divino.

camino-evolutivo

El primero es hacerse cargo de uno mismo. Es decir, hacerse adulto, pagar las propias cuentas, abandonar la casa de mamá y papá, o al menos destetarse. (Esta es la razón de por qué muchas escuelas esotéricas de la antiguedad no aceptaban personas menores de 40 años).

El segundo, perdonarse, perdonar y sanar. Es decir mirar las heridas y hacer terapia si es necesario. Muchos “sanadores” se saltan este peldaño fundamental. No se puede ayudar a otros a evolucionar si uno no ha evolucionado primero. (O en el decir de una de mis maestras, un dentista puede tener dos caries, pero no la boca llena de caries).

El tercero, abrazar un camino espiritual, cualquiera que éste sea, y practicar la disciplina, que no es lo mismo que tener voluntad. La voluntad es del ego (y hemos visto tantos que se pierden ahí), la disciplina es de la esencia, es decir, de nuestro ser superior.

Y el cuarto es ser humilde, del latín humilitas, bella palabra que viene de humus, que significa tierra, la capa más fértil de la tierra, con toda la aceptación de nuestras limitaciones.

¡Nos vemos en el camino!

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X