Inicio » Alma »

Instalemos la consecuencia: Un desafío para todos nosotros

Hay personas que andan salvando ballenas no sé donde y no son capaces de relacionarse con quienes tienen al lado.

Guía de: Alma

Empiezo diciendo que en este delicado tema todos tenemos tejado de vidrio. Todos. La diferencia es encontrarse bajo el tejado, con o sin consciencia.

Vivir no es nada nuevo. Hacerlo con consciencia sí. La vida es como el mar, con olas que van y vienen, y en ese vaivén, es mucho más cómodo estar dormido que despierto.

Según el diccionario, una persona consecuente es aquella que mantiene correspondencia lógica entre sus ideas y su comportamiento.

instalemos consecuencia

Foto: Carla Dannemann

Hay personas que andan salvando ballenas no sé donde y no son capaces de relacionarse con quienes tienen al lado…en la propia casa.

Otros, rasgan vestiduras por el maltrato animal y torturan cruelmente a sus amigos, traicionándolos.

También están los talibanes de la comida. ¿Serán tan impecables con los pensamientos, con las palabras, con las acciones, como con la higiene alimentaria que profesan?

En lo personal, cada vez que digo que no haré algo, la vida me pone en una situación difícil en que tengo que probar esa voluntad y demostrarme a mí misma qué tan consecuente soy. Y no es fácil mirarme, pero lo intento, día tras día.

Y me caigo, como todos. Claro que me caigo. Me caigo y me vuelvo a caer. Pero me levanto, y me digo que si los valores que enarbolo no los habito en la vida, no me sirven de nada.

Quiero invitarme e invitarlos a que Instalemos el recordar.
Recordar: volver a pasar por el corazón.

Invitarme e invitarlos a que Instalemos el coraje.
Coraje: defender el propio corazón.

Invitarme e invitarlos a que instalemos la consecuencia. Trabajemos en ella, por ella. Creamos y vivamos en nuestros valores, sean cuales fueren, con el corazón pleno y en paz.

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X