Inicio » Alma »

La muerte: un amanecer; de gran ayuda para los momentos de pérdida

Podemos entender la muerte y su significado, como un paso a una vida plena donde existen el amor y la paz infinita.

Guía de: Alma

Luego de leer La rueda de la vida, las memorias  de Elisabeth Kübbler-Ross, tras más de setenta años de una vida dura e intensa, uno no puede dejar de quererla.

Médico siquiatra nacida en el seno de una conservadora familia suiza, nada fue fácil en su vida. Por esa misma condición es aún más admirable que haya dedicado su vida entera al tema de la muerte y del morir, con extrema generosidad, dando la mayor parte de su vida al trabajo con enfermos terminales y sus familias.  Precisamente su experiencia proviene de la ayuda que brindó incansablemente a muchos moribundos en el momento de su muerte, comprendiendo que lo más importante, lo único importante, es el amor, porque lo único que vive eternamente es el amor: “La medicina tiene sus límites, realidad que no se enseña en la facultad. Otra realidad que no se enseña es que un corazón compasivo puede sanar casi todo”.

muerte-amanecer

Kübbler Ross explica que la muerte no es sino un paso a otro estado de conciencia.

Y detalla, lo que muchas veces hemos escuchado: una persona declarada clínicamente muerta (por minutos), puede ver en ese lapso de tiempo lo que sucede a su alrededor,  fuera del cuerpo físico. Tanto es así, que al volver, describe todo con exactitud de detalles. También se nos recuerda que todos tenemos guias espirituales que están a nuestro lado desde que nacemos, y que junto a nuestros seres queridos que han partido antes, a la hora de morir son ellos los que nos esperan para ayudarnos a cruzar el umbral hacia ese otro plano de vida.

Así, podemos entender la muerte y su significado, como un paso a una vida plena donde  existen el amor y la paz infinita.

Autora de más de 20 libros en la materia, Kübler-Ross se ha ganado un merecido lugar como la autoridad más respetada en este tema. Sus libros han sido traducidos a más de 25 idiomas, y ha recibido, también, más de 20 doctorados honoríficos.

La muerte: un amanecer es un libro imperdible,  y un lindo regalo para aquellos que han quedado desconsolados luego de la pérdida de algún ser querido.

Cuando hemos aprobado los exámenes de lo que vinimos a aprender a la Tierra, se nos permite graduarnos. Se nos permite desprendernos del cuerpo, que aprisiona nuestra alma como el capullo envuelve a la futura mariposa, y cuando llega el momento oportuno podemos abandonarlo. Entonces estaremos libres de dolores, de temores y de preocupaciones, tan libres como una hermosa mariposa que vuelve a su casa, a Dios, que es un lugar donde jamás estamos solos, donde continuamos creciendo espiritualmente, cantando y bailando, donde estamos con nuestros seres queridos y rodeados por un amor que es imposible imaginar.

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X