Inicio » Alma »

No hay malas decisiones en relaciones de pareja, sino experiencias que necesitamos vivir

El tema de las relaciones de pareja es que todos, ellos y nosotras, traemos mochilas y filtros de nuestras relaciones anteriores.

Guía de: Alma

Me dice desolada una amiga que acaba de separarse: “Seguí en esta relación para proteger a mi hija y
apenas se fue, pasó como un tanque por encima de ella”.  Me escribe otra:” Él me dijo que no era yo, que era él, que no quería estar en una relación para no perder su libertad. ¿Te suena?”

Y claro que me suena. Ha sido el leit motiv de estos últimos dos meses en la consulta. Mujeres tristes, confundidas, insegurizadas, tratando de entender. Y a todas les digo lo mismo: Hicimos lo que buenamente pudimos, con las herramientas que teníamos. Y eso debe dejarnos en paz.

Problemas parejas

Imagen: Alfredo Cáceres

El tema de las relaciones de pareja a esta edad, -ya  no tenemos 20 años- es que todos, ellos y nosotras, traemos mochilas y filtros de nuestras relaciones anteriores, sin contar con los dolores de la infancia y otros temas que no vemos o no queremos ver, o hemos hecho consciente, pero no nos atrevemos a abordar, y así, el espectro es amplio. Lo cierto es que, mientras más dañado viene alguien a entablar una relación, a un encuentro con el otro, más tiñe la realidad con su dolor. Y frente a eso, no hay mucho que se pueda hacer.

Porque nadie sana a nadie, sino cada uno a sí mismo. Y todo mundo tiene derecho a decir también, no quiero mirarme, no quiero sanarme, no quiero hacerme cargo. Los procesos son personales.Y es perfecto que así sea.

“Todo lo que sembré es como que lo hubiese hecho en tierra infértil”, dice otra. Exacto, le digo, es como tener la sensación de haber arado en el desierto. Pero es sólo una primera sensación, porque seguro nos hicimos más fuertes, más maduras, más grandes.

Así, lo único que nos queda frente al dolor de una pérdida, es sanarnos, perdonarnos, dejar de torturarnos y entender que no hay decisiones equivocadas sino experiencias diversas que nuestra alma ha elegido vivir. Y que si la vida se encargó de ponerte a esa persona al frente, para que estuvieras con él quince, ocho años , o cinco meses, fue para que aprendieras algo, para que pudieras mirarte, y seguir evolucionando hacia un bien mayor.

Vemos una página del libro. No el libro completo. Y esta página, hoy, es perfecta en la sorprendente trama de la vida. ¡A confiar!

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X