Inicio » Alma »

Practicar la templanza: Cuatro herramientas para traer armonía a nuestro camino

Lo que pasó tiene un propósito dentro de un bien mayor en el libro de la vida.

Guía de: Alma

Todos en algún momento de la vida sentimos que el camino que nos llena de ripio y la montaña se nos pone cada vez más alta… y sí, el ripio y la montaña están ahí, una vez más, con el propósito de desarrollar en nosotros la Templanza, para que aprendamos a confiar.

Templanza

Foto: doctissimo.es

Frente a la adversidad, hay al menos cuatro herramientas que podemos utilizar para templar nuestro espíritu, y volver a situarnos con más liviandad  y armonía en el camino:

1) Abrirnos al desapego. Esto es, poner las cosas en su justa dimensión, mirar con la visión del águila  y darnos cuenta que todo en la vida es pasajero, fluye. Así como no hay que apegarse a un buen momento, tampoco hay que hacerlo con uno malo, pues todo se mueve, todo está en permanente cambio, y eso que te duele, también pasará.

2) No desesperarse. entender que todo tiene su tiempo. Concentrarnos en nosotros mismos y dejar que la vida en su infinita sabiduría actúe y nos sorprenda. Confiar.

3) No buscar culpables. Lo que pasó tiene un propósito dentro de un bien mayor en el libro de la vida. Nosotros somos sus hacedores, aunque no lo recordemos conscientemente.

4) No comparar nuestro destino con el de nadie, ni identificarnos con lo que está sucediendo. Saber que somos seres únicos y especiales, seres divinos de luz, y que eso es inmutable, independientemente del momento difícil o doloroso que estemos viviendo.

Más sobre Alma

    Tags:
Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X