Inicio » Artes Marciales » Equipo

Mujeres y artes marciales: los prejuicios que enfrentamos

Para las mujeres entrenar artes marciales presenta ciertas dificultades adicionales, dados los prejuicios que tenemos que enfrentar. Conozca cuales son estos prejuicios y como hemos avanzado hacia eliminarlos.

Tal como todos quienes practicamos artes marciales enfrentamos ciertos prejuicios, sobre los cuales escribí en otro artículo, las mujeres en las artes marciales y deportes de contacto tenemos que lidiar con algunos mitos y prejuicios de manera específica. Aquí veremos algunos de ellos.

Las mujeres no debemos entrenar artes marciales en lo absoluto.

Mujeres artes marciales

Foto: Kaimuay Chile

Las mujeres hoy en día somos aceptadas para entrenar en la mayoría de los gimnasios en Tailandia.

¿Anticuado, no? Ojalá alguna vez podamos sacarnos de encima y definitivamente el  apodo del “sexo débil”. Al verse como deportes de contacto pleno, y bastante rudos y físicamente exigentes, para muchos las artes marciales son terreno exclusivo de hombres. Esto es algo que ocurre en todas partes del mundo y por los más diversos motivos: Por ejemplo en Tailandia, cuna del muay thai, existe una superstición muy arraigada de que la energía de una mujer sobre el ring en cierta manera corrompe el ring, y trae mala suerte a los peleadores hombres que luego suban a él.

Pero esto en Tailandia ha cambiado en buena medida, y se nos ha ido permitiendo entrenar y también combatir.

En occidente, donde las mujeres no enfrentamos creencias de este tipo, tenemos aún más libertad frente a las artes marciales y en todo ámbito hemos ido ganando una mayor igualdad con los hombres. Realmente, para una mujer entrenar artes marciales y deportes de contacto es un excelente ejercicio, una aprende a defenderse, se puede entrenar a la intensidad que una quiera… En última instancia, todas estas “excusas” están absolutamente de más: las mujeres hoy en día podemos hacer lo que queramos, incluyendo obviamente entrenar artes marciales y deportes de contacto.

Las mujeres que entrenan artes marciales son amachotadas.

Uf. Al menos ya no tenemos que luchar constantemente y a brazo partido contra el prejuicio anterior. Pero en reemplazo encontramos este otro. Creo que esto depende absolutamente de la personalidad. Claro está, es difícil verse femenina mientras una está practicando patear al compañero, transpirando y con protector bucal. Si estás realmente enfocada en ese sparring (ver glosario ) no estás pensando en si estás frunciendo el ceño o hundiendo el estómago, verte bonita no es prioritario.

Pero eso no significa que una sea un marimacho el resto del día, que tenga modales bruscos o no le puedan gustar las mismas cosas que a todas las mujeres, como arreglarse y verse bien. Muchos se sorprenderían de cómo puede cambiar una mujer cuando está sobre el ring, por lo delicada y femenina que es normalmente en su trato. Por algo las marcas de ropa deportiva han ido sacando todo tipo de implementos y vestuarios dirigidos a las mujeres.

A las mujeres les puede gustar entrenar, pero no pelean en artes marciales y deportes de contacto.

Gina Carano

gina-carano

Gina Carano es una de las peleadoras más famosas y reconocidas del mundo de las artes marciales femeninas.

Ok, claro que es más común ver mujeres entrenando recreativamente que peleando, ya sea amateur o profesionalmente. Por cierto que lo mismo corre para los hombres. Pero para las mujeres,  atreverse a combatir en eventos de mayor o menor tamaño, especialmente en deportes de contacto, es una tendencia innegablemente en alza. Cada vez aparecen nuevas y mejores peleadoras, en todo tipo de artes marciales y deportes de contacto, pero en los últimos 2 años esto es especialmente cierto en el ámbito del MMA .

Con la aparición, hace algunos años, de Gina Carano como la cara visible del MMA femenino  ha habido un boom de las mujeres que incursionan en las artes marciales mixtas ,llegando a competir  incluso en el octágono de una de las dos mayores ligas de MMA como es   Strikeforce. La misma Carano y la brasilera Cris Cyborg se enfrentaron en la pelea de fondo de un evento de Strikeforce en agosto del 2009, lo que fue un gigantesco paso para el MMA femenino, y sentó un precedente para que otras mujeres las siguieran. Permitió demostrar que las mujeres sobre el octágono, el ring, o el tatame están dando un espectáculo deportivo de gran calidad, tan llamativo y lucrativo para las empresas que los producen, como sus pares masculinos. Hoy en día las mujeres compitiendo en grandes eventos de deportes de contacto ya no son una rareza sino algo bastante común, puesto que con tantas peleadoras de gran nivel no podía sino dársenos un espacio. Grandes triunfos para quienes ahora protagonizamos deportes de los cuales antes sólo podíamos (con suerte) ser espectadoras.

Más sobre Artes Marciales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X