Inicio » Autoayuda » Equipo

La Vibración del 8: El Jefe del Clan

Genera mucho dinero, genera familia y no le debe a nadie, por lo que se siente más allá del bien o del mal, más que ningún otro número.

Cuando ochito llega al mundo, él o ella es el hijo (a) que se va a hacer cargo del gran legado familiar. Normalmente no viene de una familia multimillonaria, sino que se hace a sí mismo eligiendo transformarse en cabeza de ésta, el que contiene, el que ayuda, el que mantiene y protege. El número 8 como no le debe nada a nadie, se valida a través del poder que establece en lo económico y a través de lo social, por lo que no “baja el moño” ante nadie, sabe lo que pesa.

La familia sobre todas las cosas

Es una vibración muy potente, es nepotista a rabiar, toda o gran parte de su familia, está incluida en algún sector de su labor profesional o empresa. Siempre le va a prestar dinero a miembros de la familia que están en desgracia, no necesariamente porque ame a ese pariente sino porque hay una muy poderosa imagen de clan que lo sustenta. Eso lo lleva a ser una persona en extremo autoritaria pero a la vez es tremendamente encantador; el 8 te hace sentir que uno va a su casa a compartir su mesa. Y no cualquiera accede a la mesa de un 8, es un honor cuando te integra.

Vibración 8

Foto: El Mercurio

Soberbia y nepotismo son conceptos ligados a los 8.

“No eres sólo la empleada de la casa, eres parte de la familia”. Esa es una frase que diría una persona de alma 8. Ellos suman e integran gente al clan, a la familia. Buscan generar lazos en lo emocional, eso les facilita que puedan manipular de mejor modo para conseguir algún fin.

Cuando se va a visitar a un 8, hay que ir con esa sensación de pleitesía divina, se le quiere, acepta, regalonea, se debe validar su quehacer. Mantener los secretos familiares dentro del clan es básico, fundamental, para él.

El 8 no quiere sufrir de ninguna manera eventos que lo separen del hogar. Si le tocan un hijo, es muy capaz de vengarse. Es en extremo protector con los que vienen de su sangre. Un 8 puede aguantar el peor de los matrimonios con tal de mantener la estructura familiar; se sacrifica, no quiere que jamás sus hijos tengan la vivencia de la separación. Siempre se va a sentir responsable por ellos si llega a producirse la separación, no se desvincula.

Es sobrio, crítico, muy perseverante, inteligente, ingenioso, carismático.

Si un varón se casa con la hija de un 8, él le va a decir: “bienvenido a la familia, ya eres parte nuestra”; pero ni soñar en defraudar a ese personaje porque así como lo integra, así lo saca de la familia.

La imagen mas representativa de un 8 mal aspectado podría muy bien ser la de “El Padrino”.

Soltar el control

El 8 es muy estético, no quiere gente fea a su alrededor, quiere que todos estén bien “armaditos”. Puede ser tan fuerte esto que llega a ser causa de una separación si la pareja no se ha cuidado. Incluso él mismo, no se da el lujo de tener un rollo sin culpa.

Su drama es la soberbia. Genera mucho dinero, genera familia, clan, no le debe a nadie por lo que se siente más allá del bien o del mal, más que ningún otro número. También es muy celoso.

Un padre 8 no va a soportar a un hijo flojo o a uno en busca de si mismo. El hijo tiene que hacer algo que le signifique trascendencia, por lo que papá 8 lo va a formar para que trabaje, le vaya bien, tenga éxito en la vida y sea capaz de seguir manteniendo el concepto familia, pero no una común y corriente sino con estirpe. No se le pueden llevar problemas, quiere un hijo fuerte, lo lleva al fútbol, rugby, deportes eminentemente masculinos.

Es un número magnánimo cuando está bien trabajado. El 8 es el poder en todas las áreas, del conocimiento, del dinero, etc.

Mamá 8 es la que reúne a la familia para la comida. Presiona a los hijos para que  obtengan buenas notas, un buen título: “sé inteligente y capaz”, “triunfa en la vida”, “no permito debilidad”. Programados para Harvard.

Un 8 evoluciona cuando aprende a manejar la vulnerabilidad y deja que afloren los sentimientos en él. Debe hacerle saber a la gente de su entorno que le importa lo que les pase. Mirar su armadura interna y observar qué fue lo que lo llevó a sostenerla. Cuando abandona lo voluntarioso que es, descubrirá la voluntad divina. Así pondrá fin a la guerra con el mundo, descubrirá su solidez y poder de independencia que ha estado buscando.

Ejemplos de 8 famosos: Alejandro Foxley, Alejandro Guillier, Fernando Villegas, Ricardo Lagos, Isabel Allende, Fernando Paulsen, Marta Larraechea, Amy Winehouse, Barbra Streisand, Benicio del Toro, Björk, Bob Dylan, Juan Pablo II, Cate Blanchett, Condoleezza Rice, Cindy Crawford, Douglas MacArthur, Elizabeth Taylor, Emilio Estévez,  George Harrison, Grace Kelly, Halle Berry, Helena Bonham Carter,  Johann Sebastian Bach, Juan Luis Guerra, Matt Damon, Miguel Ángel Buonarotti, Nelson Mandela, Osama Bin Laden, Penélope Cruz.

Más sobre Autoayuda

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X