Inicio » Ciclismo Urbano » Equipo

¿Qué modelos seguir para favorecer el uso de la bicicleta? (II)

La bicicleta se abre paso en los espacios urbanos y qué mejor que revisar iniciativas que han funcionado en otros lugares del mundo.

En el primer artículo describo 2 formas de incluir la bicicleta en la ciudad, sobre todo en lo que a ruta se refiere. Esta vez les traigo otras 2 maneras de hacerlo, las que en muy poco tiempo tomaron fuerza en las ciudades donde se aplicaron, debido a su eficacia, la cual se debe a una espléndida planificación urbana de mano de especialistas comprometidos con el tema del medio ambiente, la sustentabilidad y la movilidad urbana eficiente; tomando en cuenta a todos los actores, Vehículos Motorizados-Ciclistas-Peatones, a veces como un todo y a veces separados entre sí, conformando una perfecta amalgama.

Bike Lanes (Carriles para Bicicleta): Rescata elementos estructurales y conceptuales de las ciclo-vías y el espacio compartido, siendo una fusión perfecta de estas.

Básicamente consiste en dejar las veredas solo para peatones y unificar todos los recorridos vehiculares (motorizados y no) en la calle. Se aleja la ciclo-vía de los vehículos más pesados mediante una franja de separación, de un metro de ancho, la cual tiene el carácter de “inviolable” para cualquier medio de transporte, entonces, en vez de haber una vía para bicicletas pegada a la vía de automóviles, tenemos entre ellas, un espacio delimitado que las separa por seguridad.

Además de esto, se le otorga a la bicicleta el carácter de “ceda el paso – ambulante”, o sea, todo conductor de vehículo motorizado sabe que ante una bicicleta, debe disminuir la velocidad y dejarla pasar y solo se puede transitar sobre la franja de separación para doblar.

Ciclo-Pista (Autopistas exclusivas para Ciclistas): A principios de Mayo de 2012, Copenhague inauguró las primeras autopistas para bicicletas, las que están diseñadas para llegar en el menor tiempo posible al destino deseado y con las mejores condiciones de tráfico posibles para los ciclistas. Estas pistas son 100% planas; libres de obstáculos como basuras, hojas, ramas y polvo; con estaciones de servicio cada ciertos kms. y con el menor número de curvas posible para poder pedalear libremente a una velocidad estándar de 20 km/hr.

En Chile se podrían aplicar estas Ciclo-pistas en las periferias urbanas de la ciudad, casi como un Américo Vespucio exclusivo de bicicletas y conectarlas con otras Ciclo-pistas-interurbanas que crucen la ciudad y solo sea necesario salir de ellas cuando estemos próximos a nuestro destino. Esta se podría construir, por ejemplo, a un costado del Río Mapocho.

De a poco la bicicleta se abre paso de forma masiva dentro de nuestro contexto urbano así es que como ya lo saben, quien quiera aportar a este tema, con experiencia vista o vivida en otros países o ideas propias, bienvenido sea.

Más sobre Ciclismo Urbano

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X