La maldición de la Virgen de Tilcara: ¿El motivo por el que Argentina nunca fue más campeón mundial?

Una promesa incumplida sería la causa, según los cabaleros, del porqué la Albiceleste nunca más levantó una copa del mundo de fútbol.

Guía de: Fenómenos Paranormales

En el fútbol argentino las cábalas y supersticiones tienen casi fuerza de ley entre la mayoría de los futbolistas de ese país y entre los mismos aficionados al deporte más popular del mundo. Entre estas supersticiones destaca, sin duda, la llamada “Maldición de la Virgen de Tilcara”, una historia que, según los supersticiosos, sería la causante del porqué la Albiceleste nunca más levantó una copa del Mundo, desde los recordados y lejanos días de junio de 1986, cuando la selección comandada por Diego Armando Maradona se tituló campeona en el Mundial de México disputado ese año.

Diego Armando Maradona llevado en andas en la cancha del Estadio Azteca,  levantando la Copa del Mundo en el Mundial de México de 1986.

Diego Armando Maradona llevado en andas en la cancha del Estadio Azteca, levantando la Copa del Mundo en el Mundial de México de 1986.

Virgen Maldición

 

Para recordar esta supuesta maldición hay que retroceder a enero de 1986, cuando el entonces técnico de la Albiceleste, el obsesivo Carlos Salvador Bilardo, decidió sacar al plantel trasandino de las comodidades de Buenos Aires y llevarlo a la localidad de Tilcara, un pequeño pueblito ubicado en la desértica provincia de Jujuy en Argentina, en el centro de la quebrada de Humahuaca, a 1.400 kilómetros al norte de Buenos Aires y en el límite con Bolivia. Según Bilardo, el clima caluroso y los 2.460 metros de altura en los que se ubica Tilcara representaban un ensayo ideal para probar el comportamiento físico del plantel de cara a la Copa del Mundo de ese año, que iba a disputarse en territorio mexicano.

La selección argentina preparando su participación en el Mundial de México 1986, en la desértica localidad de Tilcara.

La selección argentina preparando su participación en el Mundial de México 1986, en la desértica localidad de Tilcara.

La presencia del seleccionado argentino, por descontado, revolucionó a los más de 4 mil pobladores del pueblo de Tilcara, que forma parte de la llamada “Quebrada de Humahuaca”, uno de los principales atractivos turísticos de Argentina. La comitiva de la selección se inclinó por utilizar las instalaciones del Club Atlético Pueblo Nuevo y solicitó que el primer equipo de esa institución entrenara junto a la Selección. Entre los jugadores de ese pequeño equipo se encontraba el tilcarense David Gordillo, de actuales 65 años.

David Gordillo en la actualidad, mostrando una foto que él y sus compañeros de equipo se sacaron con algunos miembros del seleccionado argentino de 1986.

David Gordillo en la actualidad, mostrando una foto que él y sus compañeros de equipo se sacaron con algunos miembros del seleccionado argentino de 1986.

“Nosotros éramos sparring de la Selección. Para nosotros fue algo increíble. En ese tiempo no había ni televisión en Tilcara. Escuchábamos los partidos por radio y a los jugadores les conocíamos las caras solo por las revistas. Cuando nos tocó entrenar con la selección que meses después ganaría el Mundial de México hacíamos trabajos de pelota y algunos picados (partidos)”, relataría Gordillo a la prensa argentina.

En esta humilde y polvorienta cancha de tierra entrenó la selección argentina de fútbol, antes de titularse campeona del mundo en el Mundial de México 86'.

En esta humilde y polvorienta cancha de tierra entrenó la selección argentina de fútbol, antes de titularse campeona del mundo en el Mundial de México 86′.

Según Gordillo, “el pueblo de Tilcara era tan chico que compartíamos todos los días una gaseosa y un café con los jugadores. Y en una de esas tantas reuniones, uno de los jugadores –cuyo nombre no recuerdo- nos preguntó por la Virgen de Tilcara. Esta Virgen, llamada Virgen de Copacabana del Abra de Punta del Corral, es la patrona de Tilcara y es conocida en la región por conceder milagros a todos quienes recurren a ella. Los fieles del pueblo suelen sacar cada Semana Santa a la Virgen del santuario en el Abra de Punta Corral para realizar una multitudinaria procesión por 15 kilómetros de camino empinado en un cerro. En ese momento, algunos jugadores de la selección realizaron la promesa de agradecerle a la Virgen si se titulaban campeones del mundo”.

La Virgen de Tilcara.

La Virgen de Tilcara.

Meses más tarde, el 26 de junio de 1986, la selección argentina se tituló campeona del mundo tras derrotar a la selección de Alemania por 3-2, en la final del Mundial de México disputada en el Estadio Azteca. En las fases previas, durante los cuartos de final del torneo, el gran artífice del título, el mediocampista Diego Armando Maradona, el mejor jugador argentino de la historia, se había dado el lujo de convertir el mejor gol en la historia de los mundiales tras gambetear a la mitad del equipo inglés durante el triunfo por 2-1 a Inglaterra, match en que el inefable “barrilete cósmico” también convirtió el recordado gol con la mano conocido como “La mano de Dios”.

Virgen Maldición Selección Argentina

El problema es que después de titularse campeones del mundo, ningún integrante del plantel argentino regresó a Jujuy a agradecer por el título del mundo a la Virgen de Tilcara, desencadenando la supuesta maldición que recaería sobre la selección argentina, que a partir de ese momento nunca más volvería a ganar un Mundial de fútbol. Para mayor infortunio, desde la Copa América de Ecuador 93’ ganada por Argentina hace 25 años atrás, la Albiceleste completaría siete finales cosechando sólo derrotas: las copas América Perú 2004, Venezuela 2007 y Chile 2015; el Mundial Brasil 2014, la copas Confederaciones Arabia Saudita 1995 (Rey Fahd) y Alemania 2005; y la Copa América del Centenario Estados Unidos 2016, ganada por nuestro país luego de una infartante definición a penales.

Virgen Tilcara maldición

Varios integrantes del seleccionado argentino de 1986, en todo caso, negarían públicamente haberse encomendado a la Virgen de Tilcara para ganar la copa del Mundo de 1986, como el mediocampista Sergio Batista, quien aseguró que “nunca prometimos nada. No fuimos a la virgen para prometer eso. El problema es que ahora para algunos parece que fuéramos los culpables de que Argentina no salga campeona del mundo”. El defensor Oscar Garré, en tanto, añadió que “nosotros no tenemos ningún problema en ir a Tilcara, pero que quede claro que no hicimos ninguna promesa. Yo no sé quién lo dijo, pero al menos yo no fui. La gente nos trató de mil maravillas, pero la promesa no la hizo nadie. Si fuera así, yo digo que sería muy fácil ir y arreglar todo”.

El entrenador Carlos Salvador Bilardo, famoso por su obsesivo cumplimiento de cábalas, también negó haberle hecho una promesa a la Virgen de Tilcara, al igual que el mediocampista Ricardo Giusti y el arquero Nery Pumpido. Algunas personas ligadas a la AFA, incluso, llegaron a atribuir la leyenda a un intento de promocionar a Tilcara turísticamente.

Carlos Salvador Bilardo.

Carlos Salvador Bilardo.

Sin embargo, según los habitantes de Tilcara, algunos jugadores y el entrenador si habrían hecho la promesa de volver a Tilcara con la Copa del Mundo para agradecerle a la Virgen. David Gordillo relató que “yo fui testigo de ello. No fue una cosa programada, ni que todos los muchachos fueron a ver a la Virgen. Simplemente fue una promesa informal que ellos no cumplieron y que algún día tendrán que cumplir”. La vecina Sara Vera, de 65 años y dueña del terreno pedregoso que la selección argentina utilizó en enero de 1986 para sus entrenamientos, reveló que ella misma acompañó a Bilardo a la parroquia de Tilcara y ante la imagen de la Virgen lo escuchó hacer la promesa de ir “hasta de rodillas para agradecer”.

La Virgen de Copacabana del Abra de Punta del Corral, también conocida como la Virgen de Tilcara.

La Virgen de Copacabana del Abra de Punta del Corral, también conocida como la Virgen de Tilcara.

En algunos partidos que disputó la selección argentina durante algunas eliminatorias, incluso aparecieron en las tribunas colgados carteles y lienzos alusivos a la maldición de la Virgen de Tilcara, como un lienzo que se desplegó durante un partido clasificatorio en que Argentina cayó 2-0 frente a Bolivia: “Campeones del 86′, Cumplan su promesa. Vuelvan a Tilcara, Jujuy”.

Virgen tilcara_Lienzo

En todo caso, al parecer algunos habrían intentado romper la presunta maldición. En el año 2011, poco antes de jugar de local la Copa América de ese año en Argentina, los ex mundialistas Sergio “Checho” Batista y José Luis “Tata” Brown, en ese momento entrenador y ayudante de campo de la selección respectivamente, llegaron de incógnito a Tilcara y le ofrendaron una camiseta a la Virgen. Y a principios del 2018, llevados por una de las marcas que auspician a la selección argentina, llegaron a Tilcara los mismos Batista y Brown, junto a los futbolistas Nery Pumpido, Carlos Tapia, Oscar Garré, Julio Jorge Olarticoechea, Ricardo Giusti y Héctor Enrique, todos miembros del plantel campeón de México 86’, para presentarles la Copa del Mundo a los lugareños y a quienes practicaron con ellos en esos lejanos días de calor e ilusiones. Sin embargo, según los supersticiosos, para romper la maldición se requeriría que el plantel de 1986 en su totalidad, con su entrenador incluido, regresara a Tilcara para agradecerle a la Virgen de la localidad.

Los ex futbolistas Sergio Batista, José Luis Brown,  Nery Pumpido, Carlos Tapia, Oscar Garré, Julio Jorge Olarticoechea, Ricardo Giusti y Héctor Enrique. miembros de la selecciona campeona del mundo en México 1986, posando con la copa del mundo en la localidad de Tilcara.

Los ex futbolistas Sergio Batista, José Luis Brown, Nery Pumpido, Carlos Tapia, Oscar Garré, Julio Jorge Olarticoechea, Ricardo Giusti y Héctor Enrique. miembros de la selecciona campeona del mundo en México 1986, posando con la copa del mundo en la localidad de Tilcara.

Como sea que fuere, el paso de los años sin títulos de la selección argentina sólo agigantó el mito de la “maldición de la Virgen de Tilcara”. Y aunque el equipo albiceleste, en rigor, ganó algunos títulos después del Mundial 1986, como las copas América de Chile 1991 y Ecuador 1993 y la Copa de las Confederaciones de 1992, el mito todavía persiste, aunque Carlos Bilardo y varios jugadores siguen negando de plano haber hecho aquella promesa.

La Virgen de Tilcara llevada en procesión por algunos vecinos de la localidad.

La Virgen de Tilcara llevada en procesión por algunos vecinos de la localidad.

Lo único cierto es que ganar un Mundial de fútbol no es tan fácil como se piensa, por mucho que Argentina tenga a Lionel Messi, un futbolista dotado que parece carecer del aura genial y carismática de Diego Armando Maradona, ya que, tal como escribió en una oportunidad el ex delantero argentino Jorge Valdano, campeón del mundo en México 86’, “para ganar un Mundial se tienen que alinear todos los planetas”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X