¿Argentina puede confiar en alcanzar la clasificación? El complejo panorama que vive

La "Albiceleste" de Sampaoli necesita hacer valer su potencial individual para imponerse. ¿Podrá alcanzar el objetivo?

Guía de: Fútbol Argentino

Los resultados de la reciente jornada de Eliminatorias sembraron más dudas que nunca en torno a las chances de la Selección argentina de clasificar al Mundial 2018. Sin embargo, las opiniones no son unánimes: están los más escépticos, que sólo ven el abismo, y los más optimistas, que aún creen que el objetivo se puede alcanzar.

¿Hay chances concretas de que el equipo de Jorge Sampaoli termine sacando pasaje para Rusia? Las matemáticas acompañan; el rendimiento del plantel, no tanto. A continuación, cuatro argumentos positivos y cuatro negativos que tiene la “Albiceleste” de cara a su compromiso de este martes frente a Ecuador.

La esperanza de Argentina se deposita en Messi.

La esperanza de Argentina se deposita en Messi.

A favor

1) Depende de sí mismo. Los marcadores de la fecha pasada aparentaron ser lapidarios para el conjunto argentino, pero ese agónico triunfo de Paraguay sobre Colombia (2-1) le dio la oportunidad de definir su propio destino.

Argentina no necesita mirar otros partidos. Si le gana a Ecuador, mínimamente se asegurará jugar el repechaje ante Nueva Zelanda.

2) El talento individual. Lionel Messi, Paulo Dybala, Ángel Di María, Mauro Icardi, Éver Banega y un otras tantas estrellas mundiales juegan con la camiseta celeste y blanca. Sólo hace falta que brillen en su máximo potencial y Argentina tendrá el pasaje garantizado.

Con un triunfo en Quito, Argentina se garantizará el quinto puesto.

Con un triunfo en Quito, Argentina se garantizará el quinto puesto.

3) Un rival disminuido. Ecuador arrancó las Eliminatorias como la gran sorpresa y terminó siendo la mayor decepción. Las cinco derrotas en sus últimos cinco partidos lo dejaron sin chances de clasificación y con profundas heridas que necesita cicatrizar.

Mucho se ha hablado del estado de ánimo de Argentina en este certamen, pero su adversario de turno está psicológicamente por el suelo.

4) El historial ante Ecuador. Argentina enfrentó a su oponente de este martes en 33 oportunidades, con saldo positivo: 18 triunfos, 10 empates y apenas cinco derrotas. La historia no juega al fútbol, pero arroja datos que pueden elevar la moral.

Argentina definirá su suerte este martes, ante un rival eliminado.

Argentina definirá su suerte este martes, ante un rival eliminado.

En contra

1) La falta de eficacia. Apenas 16 goles en 17 partidos tiene Argentina, que atraviesa una grave crisis de goleadores: Gonzalo Higuaín, Mauro Icardi, Sergio Agüero y Darío Benedetto, delanteros impiadosos en sus respectivos clubes, no supieron demostrar su auténtico valor con la camiseta “albiceleste”.

No es un dato alentador, considerando que los de Sampaoli están obligados a ganar en Quito.

2) La presión. Nadie discute el potencial individual del equipo, aunque parece que la obligación constante a la que son sometidos los futbolistas va más allá de su capacidad. Y este martes, esa tensión será extrema, como nunca antes habían vivido en sus carreras.

Ecuador espera despedirse de las Eliminatorias hundiendo a Argentina.

Ecuador espera despedirse de las Eliminatorias hundiendo a Argentina.

3) La altura. El estadio Atahualpa de Quito se encuentra a más de 2.800 metros sobre el nivel del mar, algo a lo que no están acostumbrados los futbolistas argentinos.

Cada vez que el combinado “albiceleste” visita a Ecuador o a Bolivia, la falta de oxígeno y el agotamiento son factores que siempre deben ser tenidos en cuenta.

4) El historial en Quito. Es cierto que hay una paternidad ante Ecuador, pero en este escenario Argentina apenas ganó una vez (en 2001, por 2-0) sobre un total de siete partidos disputados.

En el Atahualpa, el conjunto “tricolor” ganó tres veces y en otras tres ocasiones hubo empate (resultado que tampoco le conviene al elenco de Sampaoli).

Más sobre Fútbol Argentino

    Tags:
Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X