Las polémicas en el camino a la final de Boca Juniors y River Plate ¿Hubo ayuda?

Arbitrajes controversiales, el VAR y la desorganización de la Conmebol terminaron favoreciendo los intereses de los finalistas.

Guía de: Fútbol Argentino

Esta edición de la Copa Libertadores será recordada por su extraordinaria final, en la que chocarán los dos gigantes del fútbol argentino. Pero también quedará en la memoria como el certamen del caos organizativo, de los arbitrajes polémicos y de un controversial uso del VAR.

Los caminos tanto de River como de Boca se vieron allanados, en mayor o menor medida, por esos factores. Los octavos, cuartos y semifinales dejaron mucha tela para cortar de ambos lados del cuadro.

Zuculini (izquierda) estaba inhabilitado para jugar ante Racing.

La falta de claridad de la Conmebol para dejar en claro qué jugador estaba habilitado y cuál estaba suspendido ha marcado la fase de eliminación directa. Toda Sudamérica recordará la sanción de oficio a Santos por la incorrecta inclusión de Carlos Sánchez ante Independiente, si bien pasaron de largo las presencias ilegítimas de Bruno Zuculini ante Racing y de Ramón Ábila contra Libertad.

La falta de Pinola contra Benítez:

Las polémicas arbitrales se hicieron presentes a partir de los cuartos. El equipo de Marcelo Gallardo se sacó de encima a Independiente (0-0 y 3-1) con protagonismo del árbitro, quien ignoró un clarísimo penal de Javier Pinola sobre Martín Benítez cuando la serie aún estaba igualada.

Tampoco estuvo exento de discusiones el encuentro de vuelta de semifinales entre River y Gremio. El club gaúcho aún protesta una presunta mano en el primer gol “millonario” y la ilegitimidad del penal (sancionado gracias al VAR) que derivó en el épico 2-1.

El polémico gol de Borré:

Mano de Bressan y penal para River:

Todo Gremio protesta el penal.

Todo Gremio protesta el penal.

En Brasil también sospecharon de un privilegio a Boca tras las eliminaciones de Cruzeiro y Palmeiras. La entidad de Belo Horizonte protestó por las dos expulsiones de Dedé, tanto en la Bombonera como en el Mineirao, así como también un gol anulado que pudo haber cambiado la historia en los cuartos de final.

Las expulsiones de Dedé en cuartos de final:

Dedé fue expulsado tras un choque con el arquero Andrada.

Dedé fue expulsado tras un choque con el arquero Andrada.

El gol que le anularon a Cruzeiro:

El “Verdao”, en tanto, puso el grito en el cielo por dos jugadas clave en el partido disputado en San Pablo: la primera, un tanto invalidado (correctamente) tras consultar con el VAR; la segunda, una mano del volante Pablo Pérez en el área del “Xeneize” que el árbitro consideró como no intencional, sin necesidad de recurrir a la tecnología.

Gol invalidado a Palmeiras a instancias del VAR:

Así las cosas, sin importar protestas y denuncias, la historia olvidará las polémicas y dejará escrito que River y Boca fueron los legítimos clasificados a la final.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X