¿Cómo planea Trump volver a ganar las elecciones pese a que las encuestas lo dan por perdedor otra vez?

Las singularidades del sistema electoral estadounidense permiten al republicano ilusionarse con una nueva victoria ante los ojos del mundo.

Guía de: Internacional

Trump va de perdedor en los sondeos previos, pero podría adjudicarse otra resonante victoria.

Trump va de perdedor en los sondeos previos, pero podría adjudicarse otra resonante victoria.

Donald Trump era, hasta antes de la irrupción del coronavirus, el principal favorito para quedarse nuevamente con la presidencia de Estados Unidos por cuatro años más, pero su manejo ante la pandemia, la alta cantidad de contagios, la estela de muertes dejada por el Covid-19 y la crisis económica aparejada ayudó a que su nivel de popularidad y éxitos económicos decreciera y lo tienen a días de la elección presidencial como probable perdedor según la mayoría de las encuestas.

Para esta elección una cantidad inusitada de 79 millones de ciudadanos han votado a distancia para elegir a su candidato, el cual se sabrá a ciencia cierta el martes 3 de noviembre. La cantidad de votantes hasta el momento es la mitad de todos los votos emitidos durante los comicios de 2016, en el cual Trump se impuso ante Hillary Clinton. Según Russia Today a diferencia de hace cuatro años la mayoría de los votantes ya ha manifestado sus preferencias por uno u otro candidato.

Según indican los especialistas hasta el momento la mayoría de los electores han sido de tendencia demócrata, estimados en 47,3 %, contra un 29,4 % de los republicanos. A pesar de lo que se cree esta situación no sorprende puesto que el propio Trump ha puesto un manto de duda sobre la legitimidad de la votación temprana, señalando que las elecciones de 2020 pueden convertirse en las “más fraudulentas de la historia”.

Trump hace cuatro años , y pese a que perdía en la mayoría de las encuestas, terminó ganando a Hillary Clinton.

Trump hace cuatro años , y pese a que perdía en la mayoría de las encuestas, terminó ganando a Hillary Clinton.

Encuestas en contra

Hasta el momento los resultados preliminares de la votación temprana no están a su favor y las encuestas a nivel nacional no lo tienen como probable ganador. Del total de muestreos solo una, Rasmussen Reports, lo da como vencedor por un estrecho 48 % contra 47 % de Biden. En otros sondeos Trump ganaría, pero siempre por escasísimo margen.

NBC News realizó una encuesta en la que el magnate inmobiliario es derrotado por Joe Biden que suma un 51,9 % de los votos frente a poco competitivo 43,7 %. CNN da una victoria aún más holgada al exvicepresidente de la era Obama sumando un 57 % de apoyo ante un 41 %.  De todas formas, es importante decir que las encuestas no son un instrumento infalible para predecir un resultado porque hace tan solo cuatro años Clinton, la favorita de los sondeos caía impredeciblemente derrotada por Trump.

Incluso el historiador Allan Lichtman, quien vaticinó el triunfo de Trump ante Clinton, debido a su método que contiene 13 variables, dijo que Biden se impondrá en esta ocasión. Litchman tiene el récord de acertar a los ganadores desde 1984 en adelante.

¿Qué son los estados ‘bisagra’?

En Estados Unidos las elecciones no se dirimen exclusivamente por el voto popular. Según la Constitución de EE.UU. los comicios presidenciales se realizan en dos niveles: mediante el voto de los ciudadanos y el Colegio Electoral. Para ser el inquilino de la Casa Blanca se necesitan 270 votos de los ‘electores’ de los 50 estados, sumado al Distrito de Columbia. Esto quiere decir que el mandatario no es elegido por la gente, si no por el número limitado de ‘electores’ existente en cada estado. Y aunque se da en la mayoría de los casos que los electores votan por el candidato del partido que representan, esto no siempre ocurre así. Tan solo en 2016 hubo diez electores ‘infieles’ de un total de 538, lo que es un número que podría incluso haber cambiado el resultado de cinco de las 58 elecciones anteriores.

Muchos electores han votado de manera adelantada, según indican los expertos y sería una mayoría demócrata que se habría inclinado por Biden.

Muchos electores han votado de manera adelantada, según indican los expertos y sería una mayoría demócrata que se habría inclinado por Biden.

La esperanza que tiene Donald Trump es poder lograr victorias en los denominados ‘swing states’ o estados ‘bisagra’, donde aún no está del todo claro de qué forma votarán los electores y se producen estrechos resultados. Estos estados pueden inclinar la balanza entre el candidato republicano, que busca estar cuatro años más en la Casa Blanca, y el demócrata que va por su primer período.

¿Cómo hizo Trump para llegar a la Casa Blanca?

En su histórica victoria de 2016, Trump se impuso en 30 estados y en el 2.º distrito congresional de Maine, sumando 306 votos electorales. Ahora lidera solo en 20 estados que le permitirían sumar 125 votos electorales, en tanto Biden está sólido en 24 estados que equivalen a 290 votos electorales, en cifras dadas a conocer por The Cook Political Report.

Donald Trump tuvo coronavirus pero ya está a salvo. Su manejo del Covid-19 podría ser el factor decisivo en su posible caída.

Donald Trump tuvo coronavirus pero ya está a salvo. Su manejo del Covid-19 podría ser el factor decisivo en su posible caída.

No es un escenario fácil, puesto que incluso su victoria en Texas, uno de los bastiones del partido republicano, no está asegurada. Si Trump quiere quedarse con la elección y cuatro años más en Washington D.C. debe adjudicarse votos a su favor en los estados ‘bisagra’, sumado a Texas, Florida, Georgia, Carolina del Norte, Iowa, Ohio y el 2.º distrito congresional de Maine. Pese a ese difícil escenario, aun le restarían 22 votos para sumar los 270 necesarios, y debería ganar en dos estados entre Arizona, Míchigan, Minesota, Wisconsin, Pensilvania, Nevada y New Hampshire que preferentemente son demócratas. En 2016, Trump sumó victorias en todos a excepción de Nevada y New Hampshire y Minesota.

Es una tarea cuesta arriba para el actual presidente de los Estados Unidos, pero el alambicado sistema electoral le permite soñar aún con una resonante victoria que iría contra la mayoría de los pronósticos. Igual que hace cuatro años.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios