Inicio » La U »

La U ganó 4-1 a Cobreloa en Calama

El perfecto resultado obtenido en el norte comienza a enganchar al pueblo azul con el buen juego y el protagonismo puntero, la actitud azul en el campo alimenta la ilusión.

Guía de: La U

La U ganó merecidamente y superó con autoridad a Cobreloa en su otrora inexpugnable feudo, tal es así que a su pintoresco técnico, Nelson Acosta, no le quedó otra posibilidad que la de disculparse frente a la aún exigente hinchada naranja, mal acostumbrada todavía a ganar campeonatos con planteles poderosos.

El orden en la cancha y la correcta puesta en escena del esquema táctico de Sampaoli, cimentó el lucido triunfo azul en el norte. En el primer tiempo, La U le tomó rápidamente el pulso al rival sin retrasar sus líneas, parándose bien en el campo u desatando la lucha por ganar el control de la zona media del juego.

4-1 a Cobreloa

Foto: El Mercurio

Edson Puch fue la gran figura anotando dos goles y siendo un dolor de cabeza constante para la zaga naranja.

Producto del buen juego -y de un achique en solitario de Roco a la zaga azul-, una rápida salida de Seymour provocó el profundo pase de Marino –¿qué pasa con Pérez García?- para el pique en diagonal de Eduardo Vargas, quien se lució con una asistencia de taco a Puch, que dejó al iquiqueño en posición para convertir la apertura de la cuenta (20’).

Cobreloa sintió el golpe pero siguió intentando ahora empatar por la vía del pelotazo para Ibáñez y Pineda más los arrestos ofensivos conducidos por el excluyente Daniel González (27, quilpueíno), un muy interesante jugador chileno quien hizo frente a la pantalla la notoria señal de ponerse los anteojos para apreciar su juego, a lo menos debe estar en el nivel de juego de Matías Fernández.

El equilibrado primer tiempo dio paso a un más animado partido que de no ser por la impericia de algunos delanteros azules podría haber concretado una goleada histórica de la U en Calama. Las asistencias que terminaron en goles y el penal recibido por Eduardo Vargas mitigan sus fallos en la definición, pero el caso del arcángel Gabriel Vargas es patético a estas alturas, afortunadamente se ganó y por amplio margen sin necesidad de los goles penosamente dilapidados.

Cobreloa emparejó el marcador con un golazo de marca mundial de nuestro anunciado Chucky empalmando de primera y de zurda –su pierna menos hábil- un despeje de cabeza de Rodríguez enviando su misil al ángulo del segundo palo de Herrera. Un golazo (‘63).

Con el partido en equilibrio en el marcador la variedad y veloz juego al pie de la U permitió el desborde de Eduardo Vargas quien en vez de mal finiquitar optó por ceder el gol a un desdoblado Mena (‘70), cuya presencia desmarcada refleja el quiebre físico provocado por la U al local Cobreloa. Sorpresiva tarea para el preparador físico de los naranjas –Traverso- otrora responsable físico de la selección nacional.

4-1 a Cobreloa

Foto: El Mercurio

La goleada pudo haber sido histórica de no ser por la falta de finiquito de los delanteros azules.

El partido continuó tiñéndose de azul profundo: un balón que peleó y defendió Canales recargado a la izquierda posibilitó una habilitación para la atropellada de Eduardo Vargas a quien cometen penal, el que convierte el mismo Canales (’77) cruzando nuevamente su derechazo rasante con gran frialdad y categoría.

El cierre del marcador llegó –después de dos grotescos fallos en la definición de Gabriel Vargas- con una lucida jugada por la derecha de Puch, luego de recibir un mangazo y literalmente derrochando sangre ahora por la derecha hizo una rápida pared con Díaz quien lo habilita a la entrada del área para que cruce su derechazo al palo lejano de Peric (’89) quien se todo el segundo tiempo se agarraba los pelos –deslindando responsabilidades en sus defensas- con los guantes puestos.

Dentro de los picos de alto rendimiento, el nivel de Puch con espacios y continuidad reclama su cupo para los amistosos que seguramente tendrá la selección chilena –quienquiera que sea el director técnico- previos a la Copa América.

Ahora se viene la Unión Española quién tendrá el máximo descanso posible pues se jugará el domingo en la noche luego de su partido de Copa Libertadores con Universidad Católica de entresemana, sin viaje incluso alcanzarán a hacer prácticas de fútbol, presentando probablemente su mejor gente para un partido que aguarda la repetición del rendimiento físico y futbolístico de la U.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X