“Tenebrosa Lucinda”: sexo paranormal

Sadomasoquismo demoníaco, personajes originales y mundos totalmente nuevos son los elementos más destacados de esta novela.

No cabe duda de que el romance paranormal ha invadido las librerías en el último año. Primero fue el llamado “fenómeno Crepúsculo”, al que siguieron decenas de libros sobre el amor entre vampiros. Luego, surgieron las novelas románticas de hombres lobo y finalmente las de ángeles.

TENEBROSA LUCINDA

La Factoría de Ideas-Océano

Por eso, cuando llegó a mis manos “Tenebrosa Lucinda”, primera parte de las Crónicas de la Princesa Demonio, de la escritora estadounidense Sunny, la primera reacción fue de escepticismo. ¿Ahora es el turno del amor entre demonios?

Sin embargo, el libro “Tenebrosa Lucinda” está bastante alejado del marco que ha impuesto el romance paranormal, que está enfocado principalmente en adolescentes y cuyas historias son de “parejas destinadas” o “parejas prohibidas”.

“Tenebrosa Lucinda” es, claramente, una novela para adultos. Si la trama es romance entre demonios, difícilmente se podían esperar escenas castas, caballerosos galanes y damiselas en peligro. El libro es profundamente erótico. Prácticamente todo lo que hace la protagonista tiene una carga de sensualidad, o derechamente, de sexualidad.

El romance, si es que así se lo puede llamar en “Tenebrosa Lucinda”, es básicamente sexo duro y, fundamentalmente bizarro. Se podría definir como sadomasoquismo demoniaco.

Además de eso, Sunny desarrolla una historia bastante atractiva y totalmente original en “Tenebrosa Lucinda”. Y a medida que las páginas avanzan, el lector se adentra en un mundo absolutamente novedoso.

En concreto, Lucinda es la princesa de los infiernos quien, pese a su estatus, vive una existencia vacía. Sin embargo, un día se enamora de alguien inesperado: un demonio inferior, que, al contrario de ella, es mortal.

Esto desemboca en una vorágine de sucesos en los que el lector es llevado, sutilmente, a las profundidades del infierno: un mundo que es descrito tan atractivo como horrible, tan apabullante cómo parecido al nuestro.

Si bien el libro es cautivador y no permite que el lector lo deje a la mitad, tiene el problema de que pese a tener un final rimbombante, el clímax no parece llegar a ninguna parte clara, dejando a “Tenebrosa Lucinda” casi como una muy larga introducción a lo que viene. ¿Y qué viene? Eso habrá que descubrirlo en la siguiente entrega de esta serie: “Lucinda, dangerously”.

Mientras tanto, la novela “Tenebrosa Lucinda” deja la sensación de que es más que romance paranormal y que se ubica dentro de lo que se podría llamar “erotismo paranormal”. Un trabajo entretenido, interesante y sumamente original. Aunque, muy probable, no sea del gusto de todos los lectores.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X