The Undertaker: ¿Llegó la hora del retiro para el hombre muerto?

A sus 54 años se ha anunciado una nueva pelea del Undertaker. ¿No habrá llegado el momento de su retiro?

Guía de: Lucha Libre

Undertaker vs Goldberg

Undertaker vs Goldberg

El lunes se conoció en el programa Raw la noticia.

Luego de una intervención del Deadman en la lucha dos contra uno entre Shane McMahon y Drew McEntyre versus Roman Reigns, se agendó una lucha en pareja entre los mencionados para el evento del próximo 14 de julio, Extreme Rules.

El anuncio es un intento desesperado de la WWE por revertir los bajos rátings de los últimos meses, dado sobre todo por un mediocre producto televisivo que se traduce en peleas sin sentido. ¿Pero es el Undertaker el indicado para levantar la capa caída de los shows?

 

El Taker es un espectáculo, eso se concede, desde su entrada, hasta su aura, todo lo que él realiza desde 1994 goza de magnetismo.

El punto pasa por sus 54 años de edad, una lesión crónica en la cadera que le resta movilidad y el hecho de que Mark Calaway nunca fue un gran luchador.

Si hablamos de Ric Flair o Shawn Michaels, podemos entender a virtuosos del ring que, dado su talento extremo, pudieron dar buenas peleas pasados los 50 años, pero el caso del Undertaker es diferente.

El Deadman es un luchador que conforme los años fue puliendo su técnica, lo cual lo llevó a sostener peleas sobre la media contra luchadores promedio como Batista, y clásicos contra atletas muy sobre la media como Triple H, Shawn Michaels, Edge, Brock Lesnar o CM Punk, queines se podían echar al hombro las limitaciones del Taker.

Distinto es el caso de feuds contra el Big Show, Kane, The Great Khali o Mark Henry, donde Calaway fracasó en levantar a luchadores muy limitados, al no tener él lo necesario para ocultar la falta de talento. Hoy, pasado su medio siglo, esto se nota.

La pelea última contra Goldberg fue un desastre, un show de nostalgia, pero un desastre atlético. Si bien los grandes fallos no vinieron por el lado del Taker, él no estuvo a la altura tampoco para poder hacerlos lucir menos vistosos.

 

Si analizamos también la producción en sus últimas luchas, contra Cena, Triple H y Shawn Michaels, y la misma contra Goldberg, nos quedamos con la sensación de que lo único razonablemente espectacular que le queda es su entrada.

El Deadman se debió retirar en Wrestlemania 33 luego de caer derrotado contra Roman Reigns en un Main Event que fue salvado por la emotividad de lo que muchos creían sería su última lucha, el resto ha sido saldo que ha ido quemando su aura y credibilidad.

Lo que preocupa es que ya se rumorea que todo este ángulo llevará a una lucha en Wrestlemania 36, potencialmente contra Drew McEntyre quien sería el luchador que lo retire definitiva y tardíamente del ring, algo que de por sí mancha su legado.

Saber colgar los botines es clave, si no pregúntenle a Kurt Angle, que hipotecó una gloriosa carrera, con una lucha que nos dejó un sabor amargo en el pasado Wrestlemania 35. Los fans de la lucha no se merecían esto, tal como no se merecen ver al Deadman manchar su trayectoria.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X