Matemoda, la desconocida fusión de Moda y Matemática

En el último tiempo, las matemáticas han servido como fuente de inspiración para la moda, creando una fusión que ya es tendencia y estilo.

Guía de: Matemáticas

Lo más natural es considerar a simple vista el mundo del diseño y la moda como completamente opuesto al mundo científico. Pero lo cierto es que el mundo de la moda es uno de los más dinámicos y cambiantes, con innovación constante nuevos desafíos y tendencias que cambian día a día. También es un medio poblado de genios iluminados que deslumbran con su intuición y creaciones. El mundo de la investigación científica comparte este dinamismo con el mundo de la moda y la presencia de sus genios. Más aún en el último tiempo ha servido como fuente de inspiración para el mismo creando una fusión que ya es una tendencia y un estilo.

Matemáticas Moda

Foto:

Este diseño pertenece a la colección “Hexapelerine” de Lisa Shahno.

En abril del 2000, la diseñadora de modas japonesa Eri Matsui presentó su colección de otoño invierno con la novedad de que incorporó diseños inspirados por el programa Mathematica. Eso incluyó tanto estampados como cortes de vestuario. Se pueden observar diversos objetos matemáticos como la Botella de Klein y otros. La diseñadora se declara una entusiasta de la topología, del número áureo y de la secuencia de Fibonacci. Busca inspiración tanto en el mundo científico con matemáticos como con artistas. Algunos de sus diseños se pueden ver en esta página.

La diseñadora rusa Lisa Shahno también ha incursionado en este ámbito. En su colección del 2010 titulada “Hexapelerine”, que pueden ver aquí, se inspiró en el hexaflexagon, un hexágono bidimensional descubierto por Arthur H. Stone, estudiante británico de la Universidad de Princeton en 1939. Un flexagon es una figura plana que se obtiene plegando tiras de papel que mediante flexiones permite revelar caras que estaban ocultas. Muchos hemos jugado con estas figuras cuando niños armándola con pequeños triángulos.

En el 2012 en su colección titulada “La Iteración”, a la que se accede con este link, se puede ver la colección que en sus palabras se inspira en la Teoría de la Cosmología Fractal. Explora el uso de fractales geométricos, es decir, utiliza formas que se dividen en secciones que son semejantes al todo en otra escala. El elemento de base en su caso es un cuadrado con sus dos diagonales.

A Diana Eng le tomó 3 años desarrollar una máquina tejedora para lo que ella llama la Bufanda de Fibonacci. La idea es que el número de puntos que se van tejiendo va creciendo según la fórmula de Fibonacci, es decir, 0, 1,1+0=1,1+1=2,1+2=3,…

Lo más sorprendente es que esta interacción entre matemática y moda no es lo novedoso que parece. Ron Eglash, profesor del Departamento de Estudios de Ciencia y Tecnología comenzó a estudiar y documentar desde los años 80 el complejo sistema fractal que aparece tanto en el tejido como en la arquitecura y sociedad africana primitiva. Lo que le parecía desorden primitivo a los primeros colonizadores, era en realidad una ordenación superior matemáticamente y que fue casi destruida.

Más sobre Matemáticas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X