¿Pueden las matemáticas anticipar el futuro de una pareja?

Un “laboratorio del amor” conduce proyectos de investigación de base empírica para estudiar la naturaleza humana.

Guía de: Matemáticas

Al profesor emérito de psicología de la Universidad de Washington, John Gottman, reconocido en el mundo por sus trabajos en estabilidad marital y predicción de divorcios le gustaría ser como el que inventó el Velcro. Es decir, nadie sabe su nombre, pero todos usan lo que inventó. En su “laboratorio del amor” conduce proyectos de investigación de base empírica para estudiar la naturaleza humana. Lo sorprendente es que su enfoque es construir modelos matemáticos para proveer de una comprensión de naturaleza teórica de estos procesos.

Con una fuerte base matemática e influenciado por la psicofisiología se ha dedicado a estudiar cómo responde la gente emocionalmente con su cuerpo, ya sea cuerpo, cara o voz al interactuar con otros. Ha contribuido a la disciplina con el concepto de “met-emotion” que define como la manera en que la gente siente sobre lo que siente, es decir, su historia respecto a emociones específicas como orgullo, respeto, amor, miedo, rabia, tristeza, etc…

Busca la universalidad de las emociones. “Somos tan sociales como las abejas” dice él. Y añade: “Von Frisch descubrió el lenguaje de las abejas observando directamente la colmena y  mirarlas bailar. Así mismo descubriré yo la danza de los humanos”.

Matemáticas amor

Foto: Agencias

Su principal postulado hasta ahora es que el respeto y el afecto son esenciales para toda relación y su gran enemigo es el menosprecio.

En su trabajo, la unidad no son las personas, sino los grupos que se relacionan es decir la estructura que construyen las personas al relacionarse. En sus palabras “un efímero fluido arquitectónico” que crean las personas al hablar, sonreír y moverse.

Le interesa mucho comprender la violencia de pareja. Según sus datos, en Estados Unidos el 36% de las parejas han tenido una pelea violenta antes de casarse. Ha encontrado dos tipos muy diferentes de violencia. Una en que el conflicto escala y alguno pierde el control. Llegan al punto donde todo se gatilla por la sensación de sentir que se falta al respeto y hay pérdida de dignidad. En estos casos la situación es bastante simétrica y no hay una clara relación de víctima y victimario. El otro caso es cuando una persona utiliza la violencia para controlar e intimidar a la otra persona sin estar alterado y con el claro objetivo de perturbar la idea de realidad de su víctima. Tiene avances significativos en cómo lograr mejorar y tratar al menos ese primer tipo de violencia.

La llegada de un hijo

Otro de sus temas de estudio es lo que ocurre cuando un hijo llega a la pareja. Según sus datos un 67% de las parejas tienen una baja significativa en la felicidad de la relación en los primeros 3 años de la vida de este nuevo integrante del núcleo familiar.

En 1983, junto a Bob Levenson logró predecir un 90% de eficacia lo que iba a ocurrir con la relación de parejas en un periodo de 3 años solo examinando su fisiología y comportamiento durante una discusión conflictiva y una entrevista con la pareja sobre como veían ellos su pasado. Logro determinar patrones simples que aparecían una y otra vez, solo mirando como hablaban de su día o de algún tema conflictivo.

Su trabajo con el matemático James Murray en el campo de la biomatemática generó ecuaciones para interacciones maritales, fisiología y percepción que les permitió comprender el porqué de sus predicciones. Ahora no solo logran predecir, sino comprender lo que la gente hace cuando afectan a otros. Una vez más las matemáticas aparecen inesperadamente como un aporte significativo.

Más sobre Matemáticas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X