Inicio » Mountainbike » Equipo

¿Cómo retomar el mountainbike tras un largo receso?

Ya sea por lesión, enfermedad o embarazo, más de alguna vez nos pasará que debemos suspender nuestro entrenamiento en bicicleta. Acá entregamos una guía para volver a las pistas.

Parar de entrenar en un deporte que nos apasiona es, sin duda, una de las situaciones más difíciles que debe enfrentar un deportista aficionado o profesional, ya que el apartarse de las pistas por unos meses implica perder lo ganado en los entrenamientos y básicamente dejar de hacer algo que nos produce satisfacción y mucho gusto.

Hace poco debí parar de entrenar en mi mountainbike por cerca de 10 meses debido al embarazo de mi segundo hijo, ya que dentro de los deportes riesgosos para las embarazadas están el esquí, el buceo y la bicicleta. Lo mismo puede ocurrir si sufre una lesión o una enfermedad que le impida subirse a la bicicleta por un largo tiempo.

Retomar mountainbike

Foto: Ricardo Abarca

Lo recomendable es retomar el mountainbike poco a poco.

Lo primero que hay que hacer para no perder la capacidad física es evaluar si es posible realizar otro tipo de deporte que nos permita mantenernos en forma durante los meses que no podremos practicar MTB. Es así como yo, por ejemplo, durante los primeros 6 meses de mi embarazo cambié la bicicleta por el trote suave y el acondicionamiento físico con ejercicios localizados.

No hay que olvidar que lo importante es mantenerse en movimiento, aunque sea con deportes de bajo impacto como el yoga o la caminata, porque de esta forma mantenemos nuestro cuerpo y nuestra mente saludables.

Si el caso es que no puede realizar deportes debido a la gravedad de la lesión o enfermedad, no hay que desesperarse, ya que el cuerpo tiene “memoria deportiva”, lo que significa que cuando pueda volver a subirse a la bicicleta no le costará tanto retomar el nivel que tenía.

Cuando ya pueda volver a practicar en su mountainbike, lo recomendable es hacerlo poco a poco. Si puede, y tiene la posibilidad, comenzar con bicicletas estáticas “indoor” o con clases de “spinning”, ya que esto le ayudará a ponerse en forma sin que exponga a su cuerpo a largas sesiones de MTB al aire libre.

Luego, lo óptimo, es continuar con salidas a terreno no muy extensas ni que impliquen grandes esfuerzos físicos, una buena idea es salir a pedalear a ciclovías y, si se siente preparado, subir por ejemplo el cerro San Cristóbal.

Lo ideal, a medida que siente que retoma el ritmo de entrenamiento y su capacidad física, es continuar con salidas a entrenar más largas, como al Cajón del Maipo o camino a Farellones.

Finalmente, inscribirse en algunas de las varias carreras para aficionados que existen en el calendario local, con el objetivo de medirnos, sobre todo si anteriormente ya hubiéramos participado y así podemos evaluar si estamos mejor o peor que años anteriores. Y, obviamente, divertirnos junto a otros ciclistas que tal vez pueden estar en la misma condición nuestra, es decir retomando nuestros entrenamientos en mountainbike.

Más sobre Mountainbike

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X