Eleanor Friedberger – “New View” (2016): Canciones para masticar briznas

"New View" vuelve a instaurar lo que la música sabe esconder tan bien: que lo sencillo y lo simple sólo aparentan ser fáciles.

Guía de: Música Indie

newviewEleanor aparte de lanzar su tercer álbum como solista (lo que sepulta, más y más, la posibilidad de volver a escuchar algo nuevo de The Fiery Furnaces; y ya ni siquiera sé si será bueno o malo) conversó con The Quietus acerca de los 13 discos que la han marcado de alguna forma. La lista es interesante y es surcada en su mayoría por cantautores más que por bandas -a pesar que recalca que Led Zeppelin es una de sus absolutas favoritas (algo que estaba más que claro al escuchar sus álbumes junto a The Fiery Furnaces). Muchos de los cantautores van entre los ’60s y los ’70s, y dan un barniz de hacia dónde va apuntando su última grabación.

“New View”, al igual que sus antecesores, está armado por canciones: acá hay estrofas, coros, puentes, solos, y vuelta a los coros. Nada de experimentaciones florilégicas a-la-Fiery-Furnaces -algo que se vió/oyó solamente en “Inn of the Seventh Ray” de su debut “Last Summer- ni experimentalismo sonoro; sólo un río caudaloso de canciones, todas cantadas, todas cubiertas de la voz llena de soltura de Eleanor. Lo que siempre es de agradecer.

El registro funciona como una totalidad, así que empezar a desgranar canciones de su todo es un ejercicio un poco absurdo. Su single “He didn’t mention His Mother” lo es tal vez porque es la que abre el disco, quién sabe. Lo medular es que las canciones que toman distancia unas de otras pero siempre están en la misma fila siguen siendo hermosas y guardando ese poderío de lo cotidiano. La descripción justa y exacta para hacer de un momento, quizás íntimo, quizás personal, un algo con el que cualquiera pueda verse reflejado.

“New View” vuelve a instaurar lo que la música sabe esconder tan bien: que lo sencillo y lo simple sólo aparentan ser fáciles, pero llevarlos a una obra de arte sin traicionar nada de sus elementos esenciales es, qué duda cabe, lo más difícil de todo.

Más sobre Música Indie

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X