Gold Celeste muestra su sicodelia prismática en “The Glow”

La búsqueda de una atmósfera propicia es un esfuerzo que Gold Celeste se plantea como primordial y que logra con creces.

Guía de: Música Indie

11855869_1664757813742457_2812566975178647677_n 11990476_1674732942744944_9129756765719298898_n

Desde el centro metafórico de Noruega, Oslo, proviene este trío que escarbó profundo en la psicodelia sesentera, para dar finalmente con su trabajo debut: “The Glow” (título al parecer dado por el brillo que cada ser humano posee en su interior, para seguir esta estética sesentera).

Ya desde su partida con Can of Worms y sus trabajadas voces, su perspectiva espaciosa y cohesiva, Gold Celeste apuesta por canciones profundas; canciones que parecen generar un vacío lisérgico que cuando retoman su potencia tienden a llenar el mismo espacio que habían abandonado. Los recursos expansivos de la reverberancia y la experiencia pop que desean generar los enmarca dentro de una nueva-vieja categoría: hablan un idioma conocido pero le inculcan vocabulario nuevo, altamente expresivo y solemne en el mayor de los casos.

La búsqueda de una atmósfera propicia es un esfuerzo que Gold Celeste se plantea como primordial y que logra con creces, en la dejadez de ternura que aparece por ejemplo en Open Your Eyes, o en la desolación de The Dreamers, o en la sensación minimalista que deja Grand New Spin, por nombrar algunas ya que el disco está transversalmente cubierto por esa capa atmosférica sesentarizada.

“The Glow”es un álbum que se percibe anacrónico. Se ancla en un tiempo que pudo ser hace mucho, hoy o en unas futuras décadas más. Pero que es una grabación sólida y altamente disfrutable, no queda en duda.

Si desea oírle vía streaming, por acá

Más sobre Música Indie

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X