¿Hay vida después de Stereolab? Las bandas y proyectos que debes tener en cuenta

Resumir una carrera tan prolífica como la de Stereolab y sus miembros es, a estas alturas, un trabajo de investigación que tomaría eras.

Guía de: Música Indie

maxresdefault

Para los viudos de Stereolab (que somos varios) hay una variopinta lista de proyectos musicales -algunos se mantienen hasta hoy- para ir disfrutando: ya sea el conjunto entero en colaboración con otros músicos, o derechamente proyectos solistas o con la compañía de algún ex-miembro de ese arroyo melódico:

- Stereolab & Nurse With Wound – Simple Headphone Mind (1997): Este single compartido es una maravillosa colaboración. Si quiere hincar el diente en la parte más tenebrosa de Stereolab, acá hay un leve barniz de cómo habría sido ello.

- Snowpony: Esta suerte de súper banda conformada por miembros de Stereolab, My bloody valentine, y Quickspace logró entregar dos álbumes “The Slow-Motion World of Snowpony” (1998) y “Sea Shanties for Spaceships” (2001) ambos con una estética honda y profunda. Hay un single dando vueltas por ahí de la época de “The Slow-Motion…” titulado “John Brown”.

- Turn On: Es un trío formado por miembros de Stereolab (Tim Gane) y The High Llamas (Sean O’Hagan) más un tercer miembro, Andy Ramsay -ingeniero de discos de The High Llamas y Charlatans UK, así como también de Stereolab. Poseen un solo disco a la fecha, “Turn On” (1997).

- Uilab: Colaboración entre miembros de Stereolab y el proyecto de funk experimental Ui del año 1999. Varias de las canciones que conforman el EP son versiones de temas de Brian Eno. Acá se hace hincapié en la parte rítmica de Stereolab, que da buena cuenta de su admiración por el jazz y la música Brasileña.

- Schema: Mary Hansen de Stereolab, más los integrantes de la banda Hovercraft lanzan en 1999 un interesante trabajo bajo el mote de Schema (nombre del proyecto y el disco). Son algo más de 30 minutos de viajes espaciales e internos en una búsqueda sonora más que interesante, muchas veces caótica.

- Imitation Electric Piano: De los proyectos más fructíferos (un EP y dos álbumes lo avalan), IEP es el proyecto del multi-instrumentista Simon Johns de Stereolab. Con resultados más que positivos -la inclusión de Mary Hampton como vocalista en el invencible “Blow It Up, Burn It Down, Kick It ‘Til It Bleeds” (2006) es un gran botón de muestra, IEP se yergue mucho más allá de la simple etiqueta de “proyecto paralelo de Stereolab”.

- Mary Hansen: La adorable segunda voz e instrumentista de Stereolab tiene en el EP Hybird (2005) su posibilidad de mostrar su trabajo más personal que, la verdad sea dicha, no dista demasiado de su trabajo con Stereolab.

- Monade: Otro de los proyectos paralelos fructíferos, en este caso a cargo de la vocalista Laetitia Sadier. Partió como un dúo con Rosie Cuckston de la banda Pram, pero el proyecto terminó a manos de Sadier finalmente. Con 3 discos a su haber -”Socialisme ou Barbarie: The Bedroom Recordings” (2003), “A Few Steps More” (2005), y “Monstre Cosmic” (2008), son un absoluto deleite para los que no se conforman sólo con Stereolab y esperan aún más elegancia. Por cierto, mucho de lo que Monade despide se sentirá con más fuerza en el trabajo en solitario de Laetitia.

- Europa 51: Conformado por miembros de Stereolab, The High Llamas y Laika; Europa 51 lanza un disco en el 2003 titulado “Abstractions” (2003) el cual difiere a veces del sonido que uno podría esperar de estas 3 bandas, lo cual le entrega un aura especial.

- Junior Electronics: Con dos discos a su haber (“Junior Electronics”, 2007; y “Musostics”, 2012) Junior Electronics es el proyecto en solitario del ex-Stereolab Joe Watson (ingresó a la banda el 2004). Los discos se enlazan a una neo-psicodelia altamente disfrutable en forma de canciones.

- Laetitia Sadier: Como se había anunciado, la carrera solista de la otrora voz de Stereolab lleva ya 3 discos impregandos de una elegancia pop altísima: “The Trip” (2010) “Silencio” (2012) y el último “Something Shines” (2014) gozan de una belleza profunda. La voz de Sadier se hace aún más aterciopelada en composiciones que invocan una magnificencia pop.

- Cavern of Anti-Matter: El proyecto más nuevo de los acá mencionados está formado por Tim Gane y Joe Dilworth (guitarra y batería en Stereolab respectivamente) sumados al genio electrónico de Holger Zapf. Con su base en Berlín, el trío se mueve por parajes electrónicos que algunos han etiquetado rápidamente como Krautrock  -tal vez también por su fascinación por lo análogo. El trío puede ser eso, pero también es mucho más. Su debut fue “Blood Drums” (2013) lanzado en vinilo y ya tiene su seguidor, “Void Beats/Inocation Trex” (2016) que viaja por esos interesantes derroteros.

Resumir una carrera tan prolífica como la de Stereolab y sus miembros es, a estas alturas, un trabajo de investigación que tomaría eras. Faltan acá los trabajos para bandas sonoras y un largo etcétera. Es menester, pues, dejar advertido al neófito y al experimentado en esta banda inabarcable que su viaje continúa o recién empieza.

Más sobre Música Indie

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X