Imitation Piano Electric: Donde hubo fuego…

En donde Stereolab se volcaba al avant-garde, el pop sicodélico, o el futurismo por llegar a algún concepto, Imitation Piano Electric despega por el rock espacial, las estructuras rítmicas, y porqué no decirlo, el rock progresivo.

Guía de: Música Indie

Una de las ramas más atractivas que arranca de ese árbol ya muerto (esperamos no eternamente) llamado Stereolab -junto a otra interesante rama como es el trabajo solista de Laetitia Sadier-  es Imitation Piano Electric.

Imitation Piano Electric

Foto: Guioteca

Ideado por Simon Johns, el multi-intrumentista de la mentada banda, Imitation Piano Electric parece empezar donde Stereolab termina pero, a la vez, parece ir más atrás.

Me explico, en donde Stereolab se volcaba al avant-garde, el pop sicodélico, o el futurismo por llegar a algún concepto, Imitation Piano Electric despega por el rock espacial, las estructuras rítmicas, y porqué no decirlo, el rock progresivo.

No hay que alarmarse, ya que no es algo que les haga mal. De hecho, Imitation Piano Electric parece haber dado en el clavo -un poco oxidado talvés- con la asimilación de estilo. Y le juega bastante a favor. A ello sumémosle la angelical (y británica) voz de Mary Hampton.

Lo del “Art rock” queda más que demostrado en “Relatively Good Times”, que casi parece hit del ’71. Pero en otras canciones como ” I Mean Now”, “For The Best”, o la insuperable “Energy is Beautiful” se decanta por un pop tan exquisito y bien manufacturado, que es obvio caer embelesado.

Más sobre Música Indie

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X