Mogwai: “Hardcore will never die, but you will” (2011), presión sonora en estuche inoxidable

“Hardcore will never die, but you will” es un esfuerzo etéreo de los escoceses.

Guía de: Música Indie

Los escoceses de Mogwai se arriman a la sombra de un árbol que crece sin parar y que, más que nunca, se llena de ornamentos sonoros para no dejar escapar las ideas orgánicas que, con anzuelos y ganchos, los chicos de Glasgow no quieren ni piensan abandonar.

La arrancada con “White Noise” y sus detonaciones a medio tiempo, sus fuegos de artificio mojados, da clara forma a lo que Mogwai desean crear en su ya penúltimo disco (el último lleva como título “Les Revenants”): un profunda reflexión de post-rock directa al oyente cauto e incauto, no persiguen más –y no necesitan más para sorprender.

mogwai

Foto: Guioteca

Más que nunca se asientan tranquilos en sus influencias (el krautrock de “Mexican Grand Prix” es innegable) y, si alguien quiere levantarse del estrado y tratar el disco en cuestión de “autoplagio” o “ejercicio de estilo” pues, que simple y llanamente se acerque a los cinco minutos y fracción de “Rano Pano”, su tercer corte; acá se aterriza en una singular dinámica, una monodia (cuasi) que se repite y repite como un mantra galáctico que termina elevando toda la composición a un crescendo que pareciese no alcanzar jamás su cenit. La potencia que salpica el tema es tal, que quedarse indiferente ante su efecto de familiaridad/extrañamiento en una misma línea melódica (que va, como contaba, de más a más más a más más más) es casi inhumano. Este tema vale por todo lo que puede llegar a decirnos Mogwai de este disco, no por una sequía creativa, si no porque se ha tocado un clímax que es difícil equiparar.

No por ello “Hardcore will never die, but you will” (siempre relaciono este título con ”Millions now living will never die”, de Tortoise; sería interesante ver un disco doble hecho por estos dos álbumes) va a ser un álbum que se quede en el recuerdo por “el disco que tiene el tema X”, hay en él una serie de elementos atmosféricos, ambientales y de una elegancia que a veces se echaba en falta en el Mogwai de “Happy songs for Happy people” por decir agua va.

Para los que aún desean sólo postrockear, un gran tema como “San Pedro” les devolverá las energías perdidas o laxas de tanto devaneo atmosférico: una composición enclaustrada en un gran riff que se construye y deconstruye desde ahí para verter esas dinámicas tan Mogwai, tan prontas a escalar y escalar.

“Hardcore will never die, but you will” es un esfuerzo etéreo de los escoceses. Punto de encuentro de un sonido volátil que, esperemos, les lleve a un nuevo paso dentro de ese coloso etiquetado como postrock, que a veces le cuesta dar pasos debido a su inmenso volumen y peso.

Más sobre Música Indie

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X