Música Indie: Los mejores que nos dejó el 2015

Acá habrá una lista de algunos discos que, creo, cumplen con ciertas características que los hacen merecedores de darse el trabajo y el esfuerzo de darles una o más escuchadas.

Guía de: Música Indie

Llega ese momento de cuentos y recuentos de este año. Sin embargo, también es bueno cuestionarse al revisar un año en términos de álbumes aparecidos: ¿qué es un buen disco? ¿por qué es mejor que otros? y uno podría armar una pequeña lista de (supuestos) criterios alrededor de esta idea:

- Todo el mundo lo escucha (y confiamos en la masa)

- Tiene buenas canciones (pero acá tendríamos que definir ¿qué es una buena canción: la que tiene más acordes, la más técnica, la que mejor ocupa la teoría musical, la más innovadora, la más tradicional, la que ocupa mejor las voces e instrumentos, la que tiene un gancho inmediato o la que cuesta que entre en nuestros gustos?)

- Era un largamente esperado (este punto guarda relación con antecedentes que teníamos de las bandas o músicos, así que es un apartado bastante subjetivo. Bueno, como todos)

Y se puede seguir divagando eternamente. Por ello es preferible ni siquiera hablar de “Los mejores álbumes del 2015″; acá habrá una lista de algunos discos que, creo, cumplen con ciertas características que los hacen merecedores de darse el trabajo y el esfuerzo de darles una o más escuchadas (faltarán varios, y sobrarán otros). Si su valía se mantendrá en el tiempo, si pasarán a engrosar la borrosa lista de álbumes clásicos… en fin:

Alpaca Sports - When You Need Me The Most

Alpaca Sports – “When you need me the most”: Los que hemos escuchado a Alpaca Sports sabemos de qué va la cosa; pop placentero, citas pop por doquier, voces de chico-chica, melosidad y melodiosidad al por mayor. “When you need me the most” se enmarca dentro de todos esos elementos. No busque innovación, no busque propuestas experimentales, esta es música para domingos y para cuando la alegría se le equipare (o quiera ser equiparada) a estas canciones dulces, dulces, muy dulces.

indie-2

 

 

A-Wa – “Habib Galbi”: La melcocha aparecida desde cada track de este álbum lo hace un viaje profundo a lo que sea que entendamos por la cultura Arábiga; la fuerte rítmica, los sonidos, las voces, lo tradicional y lo moderno fundiéndose sin pedir permiso. La electrónica y lo acústico danzan en un disco que hará que al menos mueva la cabeza o los pies (o ambos). Guarda celosamente una curiosa melodiosidad que ya se la quisieran otras bandas. Y su tono de festejo (a veces más prudente, otras veces absolutamente desfachatado) lo arma como, al menos, un arreglo floral de canciones anecdóticas para cualquier parranda que se precie.

indie-3
indie-4

 

Beach House – “Depression Cherry”/”Thank you Lucky Stars”: Prolífico año para una de las grandes bandas de este siglo XXI. Con una diferencia mínima de tiempo -uno no había alcanzado a disfrutar uno cuando el otro ya estaba disponible- estos dos discos funcionan como una especie de trabajo final/borrador que es absolutamente disfrutable. La impresión es que “Depression Cherry” cubre la clásica idea de Beach House (esas canciones ensoñadoras desplegadas a punta de órganos y esos arpegios de guitarra interminables). “Thank you Lucky Stars” también es eso, pero tiene una gracia incluída: suena como si no hubiera pasado la etapa demo a mezcla final. Y esa sonoridad le agrega un leve extra a sí mismo. Independiente que esa hipótesis sea cierta o no, poco importa: Beach House no tiene uno si no dos discos preciosos, placenteros hasta el hartazgo que nunca llega. Gracias Beach House.

indie-5

Joanna Newsom – “Divers”: La arpista vuelve a un formato más breve (después de discos dobles y triples) en este nuevo recorrido al mundo (ya casi universo) de Newsom, y la verdad es que ser breve le queda bastante bien. Para esta chica que disfruta de pasajes y paisajes musicales enormes poder escuchar canciones de 3 ó hasta 2 minutos es un leve agrado, ya que las ideas se concentran y tienden a ser más efectivas. Obviando un poco ello, una canción como “Sapokanikan” (su carta de presentación para este trabajo) funciona maravillosamente. Y la retrotrae, más madura obviamente, a su debut. “Divers” es un disco hermoso, lleno de detalles sonoros, armónicos, rítmicos y melódicos para el que quiera bucear en él.

 

indie-6

Computer Magic – “Davos”: Lo de Computer Magic es potente: un pop imponente con una búsqueda electrónica incansable; secuencias sobre secuencias dando con el colchón adecuado para la frágil voz de Danielle Johnson en un encargo de estrofas y coros realizados para quedarse dando vueltas en la mente. “Davos” es la continuidad de sus trabajos en un efecto bola de nieve que no vislumbra parar. Y lo de bola de nieve no es un efecto gratuito: a veces la electrónica en sus manos se vuelve algo gélido.

 

indie-7

The Leaf Library – “Daylight Versions”: Este es un disco plácido e inquieto a la vez. Se mueve por parajes ralentizados, pero a la menor provocación parece sacudirse su paso caracolesco. Buscando como llegar a una imagen acústica pienso en un punto medio entre The Sundays y Movietone (aunque las comparaciones son siempre grotescas). “Daylight Versions” es un disco altamente disfrutable, se abre y explora con calma y apuro. Y cuando uno menos lo espera, llegan esos sonidos que devuelven las ganas de volver a oírle.

 

indie-8

Grimes – “Art Angels”: Grimes parece siempre ir adelante de lo que adelante pueda ser. Y ya cuando uno echaba de menos a la chica envuelta en sus audífonos jugando con sus artilugios electrónicos, ella vuelve hecha una suerte de diva pop. Habían pistas de ello desde el año pasado, pero la cosa es más concreta de lo que se pensaba. “Art Angels” es un disco de pop contemporáneo; experimental y todo, pero pop. La mejor forma de llegar a ello es con “Flesh without Blood” o en la aún más declarativa “Kill V. Maim” (que puede pelear con cualquier hit de estos tiempos). Grimes no ha hecho un mal disco, ha hecho un disco que no es, probablemente, el que otros esperaban. Y justamente también por eso cumple con creces.

cover

Le Volume Corbe – “Wish Dee Dee Ramone Was Here With Me”: Pequeño, minimalista y altamente íntimo es el nuevo registro de Le Volume Corbe. Pasa por varios espectros sonoros, pero las cuerdas (raspadas o rasgueadas) tienen su lugar especial. A veces mínimo hasta llegar a ser claustrofóbico, es un disco para deleitarse.

NO ESTUVIERON HOY:

Swans – “The Gate”

Julieta Venegas – “Algo Sucede”

Björk – “Vulnicura Strings”

John Carpenter – “Lost Themes Remixed”

Mogwai – “Central Belters”

Steve Martin & Edie Brickell – “So Familiar”

The Brian Jonestown Massacre – “Thingy Wingy”

Y quizás cuántos otros…

Más sobre Música Indie

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X