Pillows & prayers: Cherry Red Records (1982-1983), canciones eternas

Han pasado unos lustros, y quisieron hacer un certero compilado, específicamente entre los años 1982 - 1983.

Guía de: Música Indie

Los finales de los setentas y comienzos de los ochentas dieron vida a una singular camada de originalidad y brillantez en cuanto a música: bandas de ambos lados del Atlántico llegaban con sus propuestas humildes y certeras, la gran mayoría de ellas no tenían nada bajo el brazo excepto por un puñado de buenas canciones, que era justamente lo que más se necesitaba en esos tiempos: canciones melodiosas, breves y correctamente armadas. No más devaneos seudo-progresivos de larga duración ni arreglos pomposos, sólo buenas canciones.

Cherry Red Records, junto a un conglomerado de sellos independientes, les dió la oportunidad a esas bandas de grabar en un formato válido y barato: discos de vinilo de 45 pulgadas. Diversas bandas llegaron gracias a este formato a hacerse un nombre e incluso a grabar un larga duración para luego esfumarse o continuar en esta extraña carrera de la música.

pillows prayers

Foto: Guioteca

Han pasado unos lustros de todo esto, y este sello quiso hacer un certero compilado, específicamente entre los años 1982 – 1983. Y si bien las bandas son disímiles y los estilos otro tanto, hay un espíritu que aúna estas canciones, canciones llenas de ganas y de alma, canciones listas para ser descubiertas y redescubiertas, canciones para murmurar bajito o cantar fuerte dependiendo de dónde (y cómo) se esté.

Desde la entrada con Five Or Six y sus guitarras reverberadas y esas voces llenas de eco la sensación onírica y pop se apodera del aire. The Monochrome Set afirma su sencillez y magia post-punk, y tantas otras canciones se van acumulando junto a sus melodías adhesivas y sus breves coros y estrofas. En la belleza desnuda de Tracey Thorn o Ben Watt, o en los devaneos electro-pop de Joe Crow se descubre siempre la tarea abnegada de dar con melodías agradables, con mejores y más simples acordes. También hay experimentaciones como ocurre con Piero Milessi, Eyeless in Gaza o Quentin Crisp. La mención especial es para Marine Girls. Su folk pop con sus guitarras tan imaginativas y sus canciones atemporales son un absoluto deleite, parecieran canciones escritas en el dormitorio y grabadas en el mismo lugar (si busca bien puede dar con un disco entero de ellas).

Impresiona realmente ver la cantidad de buena música creada en esta breve época. Un universo entero de grandes melodías y canciones geniales se hacen presentes en este disco.

Más sobre Música Indie

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X