Inicio » Música Pop » Equipo

Lollapalooza Chile: Lo que nos hubiera gustado ver

Un par de días han pasado desde que se oficializó el cartel final de la nueva versión nacional del festival Lollapalooza y aún persisten las interrogantes frente al "débil" line-up.

Hay que entender muy bien el festival norteamericano y a su creador para poder descifrar las ideas detrás de un line-up decepcionante para muchos. Desde la creación de Lollapalooza, hace ya veinte años, Perry Farrel ha apostado a un público alternativo y al espacio para nuevas bandas y sonidos. La idea que ronda por la cabeza del líder de Jane’s Adicction es que, impulsado por los grandes nombres o headliners, el público asista y logre engancharse y hasta quizás enamorarse de una banda “menor”, esas ubicadas en la medianía de la tabla. Con esa genial idea se ha llevado a cabo un festival siempre alternativo, pero tremendamente masivo y exitoso.

Para que el resultado del ejercicio anterior sea óptimo, se debe tener por obligación unos headliners tan potentes que logren acarrear a un público masivo a llenar el lugar y así hacer de esto no solo un show atractivo, sino que también, un negocio rentable. La combinación de lo anterior, mezclada con la novedad, se dio a la perfección en abril de este año. Con un cartel que satisfizo al público, el festival cumplió las expectativas, pero mejor aún, prometió mejorar.

Lollapalooza

Foto: EFE

Coldplay estuvo en la versión estadounidense y podría haber sido uno de los números para Chile.

Evidentemente el factor novedoso de Lollapalooza ya no existe y las promesas no fueron cumplidas. Hoy el line-up que espera para 2012 no es tan atractivo como el de este año para la mayoría del público y se apuesta fuertemente a nichos. Pareciera que el trabajo de entender al festival lo hicimos nosotros, pero Farrel no ha logrado entender al público chileno. Más allá de los nichos, respetables por cierto, los números potentes de 2012 no son tan potentes como los de este año, y se mezclan con públicos más exclusivos, como Bjork, por ejemplo. ¿Alguien puede negar acaso que entre Foo Fighters y Bjork hay una gran lejanía en popularidad?. Si bien aquí no se trata de popular o no, lo cierto es que con algunas excepciones, tanto los headliners como los complementos del cartel, son números débiles; de nicho.

Teniendo en cuenta la versión de Lollapalooza Brasil, se esperaba que el próximo año nuestra versión criolla se superara a sí misma, confirmando a números que sí estuvieron presentes en la versión estadounidense, como por ejemplo Coldplay, Muse, Eminem, A Perfect Circle o The Cars. Sólo basta con revisar la versión 2010 del festival para entender que aquí no hay ni más ni menos que una desafortunada configuración de un line-up que carece de efectividad y desconoce al público nacional que, aunque no le guste reconocerlo, conoce a menos de la mitad de los confirmados. Durante 2010 en Chicago se presentaron Lady Gaga, Soundgarden, Green Day, Phoenix, The Strokes y Devo, entre otros.

El análisis no cambia a dos días de conocido el cartel, este 2012 sobra el “relleno” y el cartel peca de aburrido para la gran mayoría. Lo claro es que en muchos persiste la idea de tener que aceptar cualquier cosa que nos quieran vender y, además, actuar agradecido. Otros, en cambio, nos atrevemos a criticar y a exigir cuando las expectativas no se cumplen.

Más sobre Música Pop

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X