Bahía Bustamante en la Patagonia: un lugar simplemente para soñar

Pareciera que las aves marinas que se cuentan por miles, cormoranes, gaviotas y albatros eligieran las costas e islotes como su lugar de asentamiento.

Guía de: Patagonia

 Una estancia patagónica frente al mar y en medio de paisajes de indescriptible belleza.

Bahía Bustamante

 Un lugar apartado de todo, allí donde la estepa se une al mar. La quietud que se alterna con ráfagas de viento. Es posible escuchar el fervor de las olas derramándose en las orillas y elevarse el canto de las aves mezclado con algún sonido de una bestia marina. Estamos en Bahía Bustamante, en la costa del Golfo San Jorge y a mitad de camino entre Buenos Aires y la Tierra del Fuego. La ciudad más cercana es Comodoro Rivadavia y está a 180 kilómetros de distancia en dirección al sur. Al norte, necesitas atravesar 250 kilómetros de ruta solitaria para llegar a Trelew. La población más cercana es la pequeña Camarones. Un grupo de abigarradas casas a orillas del mar.

Bahía Bustamante

Pareciera que las aves marinas que se cuentan por miles, cormoranes, gaviotas y albatros eligieran las costas e islotes como su lugar de asentamiento. Entre la rala vegetación surgen zorros curiosos, alguna mara y cautelosos choiques. Más allá, a la distancia, tropillas de guanacos relinchan oteando el viento. Más lejos todavía, pero mirando hacia el mar, los lobos y elefantes marinos protestan ante el paso de los pingüinos que regresan del mar. Alguna silueta negra y blanca los pone en alerta, son las orcas que navegan esperando su oportunidad. A veces, algún surtido de agua se eleva en el aire anunciando la presencia de la ballena franca.

 Bahía Bustamante

Nadie diría que ese árido y salvaje espacio sea el ideal para un tratamiento de belleza corporal natural. La presencia de grandes cantidades de algas Gracilaria con notables propiedades suavizantes y relajantes de la piel, se acumulan en piletones al retirarse la marea. El sol entibia esas aguas y los conocedores se sumergen en un baño natural rico en yodo, potacio, magnesio, betacaroteno y otros minerales beneficiosos. Al mediodía, y a primeras horas de la tarde, es conveniente llegar hasta una de las tantas caletas naturales de aguas transparente y arena blanca. El océano en ese latitud es frío, pero quién dice que no hay ánimos como para sumergirme unos minutos en ese entorno de maravilla. En verano las temperaturas suelen ser entre 12ºC. Y 29ºC. pero varía sin la intensidad del viento, la presencia de nubes o la hora del día. Las pieles blancas sufren en ese lugar. Es conveniente utilizar siempre protector y llevar abrigo y protección. Pero estar ahí, meditando o solamente contemplado el lugar es suficiente premio ante el esfuerzo por llegar.

 

 

Bahía Bustamante Bahía Bustamante Bahía Bustamante

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X