¿Eres un adicto al amor? Descubre las 20 señales de esta “enfermedad del corazón”

Estadísticamente, hay más mujeres que hombres adictas al amor, aunque también existen casos masculinos.

Guía de: Rankings

Dicen los especialistas que “enfermarse de amor” no es sólo un lindo y romántico cliché de películas o novelas rosa, sino que en algunas ocasiones se transforma en una  angustiante realidad.

De hecho, muchos pacientes acuden a las consultas psicológicas o psiquiátricas por sufrir una dependencia afectiva que, al igual que cualquier otra adicción, les impide establecer relaciones de pareja sanas y duraderas.

adictos-amor

Estadísticamente, hay más mujeres que hombres adictas al amor, aunque también existen casos masculinos.

A continuación, te presentamos las 20 principales señales que presenta una persona adicta al amor:

  1. Siente una fuerte  angustia cuando su pareja no llama o no  devuelve  un  llamado o mensaje.
  2. Para un adicto al amor,  estar “enamorado” es sinónimo de “sufrimiento”.  Si no sufre, no hay amor.
  3. Está compulsivamente centrado en cuidar a su pareja y a sobreprotegerla: le busca trabajo, se convierte en su terapeuta, lo ayuda a hacer sus trámites, etc.
  4. Teme al abandono.
  5. Busca frenéticamente agradar a la pareja (para no caer en la rutina), incurriendo muchas veces en gastos que después no puede solventar (viajes, cenas románticas, panoramas exóticos).
  6. Posterga a  su círculo cercano (amigos, familiares) porque sólo anhela pasar tiempo con su pareja.
  7. Presta una atención obsesiva a la pareja, olvidando de preocuparse de sus propias necesidades y gustos. De esta manera, termina siempre haciendo lo que al otro le gusta hacer,  e imitando sus hobbys  o  pasatiempos deportivos.
  8. La mayor parte de las conversaciones que sostiene un adicto al amor  con sus amigos, están centradas en la pareja (en sus gustos, en sus pasatiempos, en las discusiones que tuvieron, etc).
  9. Tendencia a controlarlo todo, haciendo pasar ese control como “soy útil” (por ejemplo, estar constantemente recordándole sus responsabilidades cotidianas, querer conocer sus horarios  en detalle, con quién se juntó, etc)
  10. Su pensamiento está centrado en cómo debiera ser idealmente la relación, y no se focaliza en cómo es la relación realmente.
  11. Un adicto al amor siempre termina justificando los errores de la pareja
  12. Quiere convertirse en un héroe y busca cambiar los  vicios o errores  de su pareja.  Por ejemplo, “yo lo voy a rehabilitar del alcoholismo”.
  13. Se esfuerza compulsivamente en ser atractiva/o y cariñosa/o para él.  Pero siempre siente que es poca cosa para su pareja.
  14. Tras una pelea, receso o discusión, un adicto al amor apenas puede funcionar como persona: por ejemplo, no logra rendir o concentrarse  en el trabajo, ni hacer sus tareas diarias.
  15. Mantiene una relación tortuosa y tormentosa, con innumerables rupturas y reconciliaciones. Un adicto al amor siempre busca la adrenalina.
  16. Pasa de una profunda idealización a una estrepitosa devaluación del otro en un lapso corto de tiempo.
  17. El adicto al amor busca la adulación de su pareja constantemente (estás linda, te quiero, te he echado de menos…).  Si no recibe estos “piropos”,  siente una profunda frustración y se encienden las alertas de un posible abandono.
  18. Suele enamorarse a primera vista y sentir ese  llamado “flechazo”.
  19. Por lo general, un adicto al amor suele presentar baja autoestima y cuadros depresivos.
  20. Es sumamente celoso y puede sufrir fuertes arrebatos de ira producidos por esta situación.

Más sobre Rankings

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X