Las 10 cosas que las mujeres hacen mejor que los hombres y que ellos jamás van reconocer

Como contraparte, ¿qué cosas hacen mejor los varones que las féminas?

Guía de: Rankings

Así como dicen que las mujeres son de Marte y los hombres de Venus, existe un importante abismo a la hora de realizar ciertas acciones, destacándose cada uno en determinadas situaciones y tareas.

Que la mujer es buena para las comunicaciones, mientras que el hombre es más práctico y directo, son algunas situaciones en las que cada género destaca y por más que el otro intente igualarlo, le será imposible, simplemente por una cuestión de naturaleza.

En esta ocasión, quisimos destacar las 10 cosas que la mujer realiza mejor que el hombre, aunque ellos lo nieguen o reclamen sin cesar. Como contraparte, ¿qué cosas hacen mejor los varones que las féminas?

mujeres-hombres-1

  1. Las mujeres pueden realizar dos cosas a la vez: mientras que a los hombres les supone muchísimo más esfuerzo llevar a cabo dos tareas paralelamente. Por ejemplo, podemos estar escribiendo un email y a la vez entablando una conversación con una persona.  Si el hombre estuviera enviando un correo y uno le habla, simplemente no responde o después de un largo rato te mira y te pregunta ¿perdón, qué me dijiste?, no te escuché”.  La clave está en el cerebro femenino, que tiene mejor conexión entre los dos hemisferios.
  2. Las mujeres tienen el arte de la comunicación, sobre todo de sus propios sentimientos: desde pequeños se puede observar esta diferencia.  Mientras los niños aprenden a caminar antes, las niñas hablan primero.  Y hablan mucho más.  Y esa condición no se les termina nunca, porque son mucho mejor a la hora de entablar una conversación, sobre todo si de sus sentimientos y emociones se trata. A la mujer le resulta fácil sentarse y expresarle a su pareja lo que le molesta, sus inquietudes, sus alegrías.  Pero cuando el papel se invierte y es el turno de ellos, suelen poner cara de espanto y sólo responder como monosílabos.  Nada peor para un hombre que su novia o esposa le diga “tenemos que conversar” o “por qué no nos decimos lo que nos pasa”.  No sabemos si es porque les parece una tortura o simplemente lo evitan porque no saben qué decir.
  3. Las mujeres pueden distinguir más de cuatro colores: mientras que para el hombre simplemente hay blanco, negro, azul, verde o rojo, las mujeres pueden descubrir un  sinnúmero de colores como ocre, gris perla, rojo italiano, calipso, turquesa, azul marino, azul paquete de vela, entre otros.  Esto las califica mejor a la hora de decorar y de vestirse, realizando combinaciones novedosas y atractivas que a un hombre jamás se le ocurrirían.
  4. Las mujeres son más organizadas:   esto se ve desde niños.  Es cosa de revisar los cuadernos de unos y otros y darse cuenta que mientras los hombres tienen todo el cuaderno rallado, desordenado y con cualquier tipo de letra, las mujeres tienen una caligrafía perfecta, todo subrayado con colores y la materia ordenada de forma clara y esquemática.  Incluso en la universidad, el que faltó a clases suele pedirle prestado el cuaderno a una compañera, pero jamás a un amigo.  Las mujeres además saben organizar mejor su tiempo, equilibrando trabajo y deberes domésticos.  Los expertos atribuyen la mejor capacidad de organización femenina a la herencia de las mujeres prehistóricas, que se dedicaban a la recolección, mientras el hombre era el cazador.
  5. Las mujeres conducen mejor: este punto es uno de los más polémicos, porque aún persiste el mito en que el hombre maneja muchísimo mejor que la mujer.  Pero las estadísticas hablan de lo contrario: los accidentes automovilísticos y las multas por exceso de velocidad son protagonizados por más hombres que mujeres.  En todo caso, ellos alegan que la mujer es indecisa a la hora de adelantar un vehículo o pasar por un cruce, pero simplemente se debe a que son más cautelosas.  Ellos también alegan que la mujer confunde la izquierda con la derecha, por lo que no son malas solamente cuando conducen, sino también como copilotos entregando instrucciones.  Pero pese a los alegatos masculinos, ellos no quedan muy bien parados a la hora de conocer los datos de siniestros y eso bien lo saben las corredoras de seguros.mujeres-hombres-2
  6. Las mujeres ahorran más e invierten mejor su dinero: según los estudios de una gestora de fondos de inversión norteamericana, las inversiones de las mujeres son en promedio un 7% más rentable que la de los hombres.  Esto se explicaría porque las féminas arriesgan menos, aceptan de mejor forma los consejos de los expertos y porque aprenden más fácil de sus errores que la contraparte masculina, que suele ser más impulsiva y buscar beneficios a corto plazo. Esto último los lleva a gastar más en el presente y no pensar tanto en el futuro, a diferencia de las mujeres que suelen ser más precavidas y por tanto, tener mayor capacidad de ahorro.
  7. Las mujeres son mejores jefas: según los expertos, las mujeres tienen mayor capacidad resolutiva que los varones, escuchan más al otro y motivan mejor a su equipo de trabajo. Además son más empáticas, por lo que suelen ser más comprensivas frente a los problemas de sus trabajadores, tal vez porque entienden, por ejemplo, lo que es ser mamá y trabajar a la vez.
  8. Las mujeres tienen mejor memoria: esto explica por qué las mujeres se sacan mejores notas en ramos como historia o derecho.  Además, son capaces de recordar todo lo que deben realizar durante un día, mientras que los hombres generalmente descansan en los recordatorios de sus secretarias o sus esposas. Esta virtud es un arma de doble filo según los hombres, porque alegan que si alguna vez tuvieron la mala idea de decirle a sus mujeres que están más gordas o que tal chica es estupenda, ellas jamás de los jamases lo olvidarán, recordándoselos cada vez que tengan oportunidad.
  9. Las mujeres son más valientes: si bien son más precavidas a la hora de conducir o de tomar riesgos innecesarios que puedan atentar contra su integridad física, como realizar deportes extremos, son más valientes a la hora de enfrentar una enfermedad o tener que realizarse exámenes médicos.  Es conocido por muchas mujeres que cuando tienen a sus parejas enfermas en casa, la situación se vuelve una tortura porque ellos son muy hipocondríacos, están constantemente alegando que se sienten mal, que se van a morir y exigiendo atención permanente, mientras ellas suelen llevar su enfermedad calladas y sin mayores sobresaltos.  Si ellos tienen que pincharse por una vacuna o para sacarse sangre, pueden llegar a desmayarse.  Y para qué decir si tuvieran que depilarse.  Menos mal no son ellos quienes tienen los hijos.
  10. Las mujeres son más fuertes: las mujeres no sólo viven más y tienen menos ataques al corazón.  Además se enferman menos, gracias a los estrógenos, que les permite defenderse mejor contra bacterias y virus, pues éste contiene unas enzimas que fortalecen el sistema inmunológico, mientras ellos, lamentablemente, están más desprotegidos.

Más sobre Rankings

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X