Los 6 ejercicios más inútiles que hacen las mujeres en el gimnasio: ¡Que no te pase!

Junto con mostrar los errores, recomendaciones de un experto con los ejercicios que sí ayudan.

Guía de: Rankings

Seamos claros: “Tonificar” no existe.  Lo que realmente permite cambiar el cuerpo por uno más bonito es reemplazar la grasa por músculo.  Pero las mujeres piensan que realizando ejercicios de pesa van a convertirse de la noche a la mañana en unas verdaderas fisicoculturistas.  Nada más lejos de la realidad, considerando que para ello se necesitarían largas horas de fuertes rutinas diarias y comer toneladas de pollo y atún.

A raíz de este mito arraigado con fuerza dentro del público femenino, las mujeres cometen muchos errores en el gimnasio, eligiendo ejercicios que de nada sirven para poder cambiar realmente sus cuerpos, perdiendo tiempo y dinero.

mujeres-gimnasios

 

Así lo sostiene el reconocido especialista en entrenamiento y nutrición, el español Darío Pescador, columnista de la revista científica Quo, quien identificó en su blog los principales ejercicios inútiles que en general realizan las mujeres en un gimnasio.

A continuación, te presentamos las seis prácticas más inútiles que con mayor frecuencia realizan las mujeres en un gimnasio y qué rutina deberían llevar a cabo a cambio, si es que realmente quieren lograr verdaderas transformaciones en sus cuerpos.

  1. Las máquinas de abductores:  por genética, las mujeres tienden a acumular más grasa en el interior y exterior de los muslos. Sin embargo, ejercitar el músculo que está debajo, no quemará la grasa que está encima de él.  De esta manera, abrir y cerrar piernas en las populares máquinas de abductores no logrará conseguir piernas más finas. La forma de conseguir piernas estilizadas se logra, por ejemplo, saltando con las dos piernas a la vez en una caja o step, a través de series de “box jump” (por ejemplo, cinco series de cinco saltos cada una).
  2. Máquinas escaladoras: con el mismo fin anterior, es decir, reducir cadera y piernas, muchas mujeres se suben a la máquina escaladora, apoyándose firmemente en las barras, y pataleando con intensidad baja y velocidad alta durante horas, mientras leen o mandan WhatsApp por el celular.  Sin embargo, al sujetarse a las barras, las piernas dejan de trabajar, pasando el peso a los hombros, lo que provoca tensión o incluso lesiones, además de no lograr afinar piernas y caderas, que seguirán exactamente iguales. La solución es soltar las barras, pero se recomienda algo mucho mejor: olvidarse de la máquina escaladora y hacer series de subir a un cajón o un step con altura adecuada, alternando piernas (no saltos con ambas como en el ejercicio anterior) y con mancuernas en las manos.
  3. Extensiones de tríceps con mancuernas: con el objetivo de reducir la grasa que se acumula en la parte interna de los brazos, recubriendo el tríceps, las mujeres realizan un clásico ejercicio, que no tiene ninguna efectividad; las extensiones de tríceps con mancuernas, es decir, ponerse de rodillas en posición perrito y extender el brazo hacia atrás con una mancuerna. Pero se comete el mismo error anterior: al ejercitar el músculo no se quemará la grasa que lo recubre. Además, este ejercicio no permite aumentar mucho la carga. La solución para trabajar los tríceps y afinar los brazos, son las flexiones, que permitirán quemar mucha más grasa, conseguir unos brazos más fuertes y además mejorar los pectorales y la cintura, todo al mismo tiempo.
  4. Clases colectivas de Pilates en el suelo: El Pilates es un excelente ejercicio para trabajar la flexibilidad y la postura, sobre todo si se realizan con un instructor especializado y máquinas. Pero esas clases del gimnasio con otras 30 mujeres y sin utilizar máquinas, ni siquiera pueden llamarse “ejercicio”, y no ayudarán en lo absoluto a perder peso, ganar músculo y quemar grasa. Solución: Si quieres, usa Pilates para mejorar tu flexibilidad y tu postura, pero se debe combinar con ejercicios de fuerza, con pesas y dinámicos, y ejercicios cardiovasculares intensos con intervalos (por ejemplo, correr al máximo de tus fuerzas por 30 segundos y luego caminar por un minuto, repitiendo esta serie seis veces).
  5. El balancín de abdominales: Ese maravilloso balancín que permite realizar cien abdominales en forma mucho más fácil, la verdad de poco ayuda.  Las cosas fáciles no funcionan, por eso son fáciles. Realizar planchas aguantando todo lo posible la postura es mucho más efectivo para fortalecer los abdominales. Pero ojo, los abdominales no sirven para quitar la guata.  Si tu problema es la grasa, se deben realizar ejercicios de intervalos de alta intensidad con todo el cuerpo, como el cardio estratégico recomendado en el punto anterior.
  6. Cualquier ejercicio con las pesas rosadas:  Repetir una y otra vez ejercicios con poco peso, de nada sirven para lograr cambiar grasa por músculo.  Para conseguir un efecto real, se deben efectuar ejercicios que duelan e impliquen un verdadero esfuerzo. De lo contrario, sólo perderás el tiempo. En vez de hacer series de 30 repeticiones con las pesas rosadas, conviene mucho más llevar a cabo series de sólo cinco repeticiones, pero con harto peso. Si después de la quinta repetición, aún eres capaz de realizar una más, debes subir el peso. Por el contrario, si no eres capaz de completar las cinco repeticiones, debes bajar el peso.

Más sobre Rankings

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X