Los siete principales tipos de cuicos que existen en Chile: Del cuico supremo al abajista

Investigadora afrma que las personas cuicas viven en un pequeño mundo, generalmente muy conservador y religioso.

Guía de: Rankings

Ya hemos hablado de las palabras que están absolutamente prohibidas en el diccionario cuico y que jámas de los jamases una persona que se considera ABC1 las va a pronunciar.

Pero ¿qué es ser cuico? Quien es una experta en la materia y ha escrito bastante sobre el tema es Josefina Reutter, creadora del blog Cuicoterapia y autora del libro que lleva el mismo nombre.

Para Reutter, las personas cuicas viven en un pequeño mundo, generalmente muy conservador y religioso, donde priman los apellidos, los colegios de los niños y la comuna donde se vive.

zorron

Para la autora de Cuicoterapia, en esta suerte de burbuja, se pueden detectar diferentes tipos de cuicos, cada uno marcado por alguna característica en particular.

A continuación, presentamos los siete tipos de cuicos que existen en Chile:

  1. El Cuico supremo: éste es “the real” gente linda, de revista. De hecho son los que salen en la vida social de las revistas y diarios. Su cuiquería es mucho más profunda (o elevada) que la de cualquier cuico, comenta la autora. Son el primer eslabón de la cadena de cuicos. Son tan cuicos que ni siquiera necesitan ser arrogantes. La cuiquería les sale por los poros. Irradian glamour. Destacan solos. Ni siquiera necesitan ponerles nombres rebuscados a los hijos, con un Diego, Martín, Tomás, Catalina, o Trinidad basta. Son muy achoclonados con la familia y súper viajados. A todos los cuicos les gusta tener contactos, pero el supremo es El Contacto.
  1. El Red Set: puede parecer muy difícil de creer, pero existe un grupo del cuiquerío chileno que es “rojo”. No demócrata cristianos, ni nada de eso intermedio. Lisa y llanamente ROJOS.  Pero son cuicos. Y por lo mismo, no vive en cualquier lado. Al redset le gusta la naturaleza, la tranquilidad, los espacios grandes. Tienen algunos reductos muy marcados como El Arrayán, La Reina (cerca del “Country”), Peñalolén (Comunidad Ecológica),  La Florida alta (Lo Cañas) y el Cajón del Maipo. Los hombres suelen usar barba y pelo largo y las mujeres dejarse el pelo cano. Les fascina la cultura y son excelentes lectores.
  1. Las Viejas cuicas: señoras mayores de 55 años. Para ellas, según explica Reutter, no es suficiente con preguntar el colegio, como todo el resto del cuiquerío, sino que NECESITAN saber el 2° apellido de cualquier persona (mortificando a sus hijos/as adolescentes que con suerte saben el nombre de su pinche). El mayor alivio para sus hijos es escuchar a su mamá decir que su amigo(a)/pololo(a) es “dije”.
  1. El Cuico abajista: le CARGA ser cuico, reniega de su cuiquez. Nunca va a reconocer, cuando aún vive con sus padres, el lugar cuico donde vive, y cuando se independiza, se va a algún departamento en el Parque Bustamante, Barrio Lastarria o  barrio Italia. Conoce perfectamente el vocabulario cuico, por lo que sabe qué no decir para no pasar por cuico. Odia cualquier cosa que parezca conservadora y prefiere convivir que casarse.
  1. El cuico político: no hace referencia necesariamente a los actuales políticos tipo senadores, diputados o alcaldes (aunque también hay), sino a ese cuico con “vocación de servicio público”, que trabajó en el Gobierno… pero en el de Piñera. Para la autora, es ese que trabaja en Libertad y Desarrollo, o en el CEP, o en algún otro Think Tank. En cualquier reunión social, se va a asegurar que todos sepan en qué trabaja, y generalmente no se despega de su celular, porque siempre va a estar recibiendo información importante.
  1. El cuico híbrido: para la autora de Cuicoterapia, éste es un cuico que tiene una mezcla de cuicos en sus orígenes, o tal vez una mezcla entre cuico y no cuico. Por ejemplo, un cuico híbrido es el que tiene un lado de su familia de origen árabe, y el otro podría ser cuico progre. O tal vez su familia de origen es homogénea, pero la de su marido o señora es de otro estilo.  El factor común de los cuicos híbridos es que al haber convivido con diferentes estilos de vida (cuica y/o no cuica), se han transformado en gente híper-adaptable. Son bien bajo perfil, sin estilo definido para vestirse y por lo general,  amables con todos. No se encasillan en ningún estereotipo, pudiendo por ejemplo estar en contra del aborto, pero a favor de la legalización de la marihuana.
  1. El cuico agrónomo:  no es necesariamente de profesión agrónomo, es el cuico de campo, el cuico patrón de fundo. El cuico que está en el imaginario popular, tipo Carlos Larraín o el Señor de la Querencia. Siempre andan en camioneta, no les gusta estudiar, son machistas (hombres y mujeres), es más preocupado de los apellidos que el resto de los cuicos, es asiduo a “rotear” al resto, le fascina la parrilla, le carga el fútbol y no viaja tanto, porque es muy arraigado a su tierra.

Más sobre Rankings

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X