Inicio » Tenis » Equipo

Djokovic y Clijsters, campeones de Australia

Hace tres años Novak Djokovic ganó su primer Grand Slam en el Abierto de Australia y recordó esa inspiración para conseguir el título una vez más en 2011 tras vencer a Andy Murray. En damas, la fantástica Kim Clijsters ganó por primera ocasión el trofeo.

Dos intensas semanas de acción llegaron a su fin en el Abierto de Australia, que tiene a dos nuevos dueños con historias particulares en el certamen, pero que tuvieron campañas simplemente brillantes: Novak Djokovic y Kim Clijsters.

Abierto de Australia

Foto: AP

Djokovic perdió sólo un set en Australia.

El sólo hecho de que el ganador masculino no haya sido ni Rafael Nadal ni Roger Federer ya supone una sorpresa en sí, pero si se sacaba a estos dos monstruos, el más cercano a poder adjudicarse el cetro era el serbio, porque ya lo había conseguido hace tres años.

El mérito es mayor para el serbio, quien en semifinales enfrentó nada menos que al propio Federer, cuatro veces ganador y campeón defensor, pero una vez más Djokovic sacó la tarea adelante al igual que en Melbourne 2008 y en el US Open en septiembre pasado, aunque ahora lo hizo con una categoría asombrosa.

El único set que perdió Djokovic en el Abierto de Australia fue en segunda ronda sorpresivamente ante Ivan Dodig, pero sólo fue un tropiezo ya que luego afinaría el pulso ante grandes como Tomas Berdych en cuartos, Federer en semis y Andy Murray en la final con un contundente 6-4, 6-2, 6-3 para acabar con la ilusión del escocés en ser el primer británico en ganar un Grand Slam desde Fred Perry en el US Open 1936.

Así Djokovic quedó con marca de 2-2 en finales de Grand Slam y tiene 19 coronas en el circuito ATP World Tour, 15 en canchas duras –es el cuarto más ganador entre los jugadores activos- pero lo más importante es que la confianza está por las nubes. Primero ganó Copa Davis en diciembre, ahora el Abierto de Australia y su siguiente objetivo es acabar con la hegemonía del No. 1-No. 2 de Nadal y Federer.

Un premio supremo a su palmarés

Cuando Kim Clijsters volvió de su retiro voluntario en 2009 demostró que su talento estaba intacto y así se transformó en bicampeona del US Open. Pero ahora salió de las fronteras de Nueva York para aumentar su leyenda y ganar su cuarto Grand Slam y primero fuera de Estados Unidos en el Abierto de Australia.

Abierto de Australia

Foto: AP

Clijsters demuestra el valor de jugar al tenis por diversión.

Una campaña simplemente arrolladora tuvo la belga de 27 años en Melbourne, donde en semifinales dejó en el camino a la No. 2 del mundo, Vera Zvonareva, a la cual desplazará como la segunda mejor tenista del planeta tras el torneo de Oceanía.

En la final se midió a la sorpresiva Na Li, con el antecedente de que sólo un par de semanas la china había derrota a Clijsters en la final de Sydney, pero en la instancia grande se impuso la jerarquía de la europea que ganó por 3-6, 6-3, 6-3.

Así sigue la racha de Clijsters que tras perder sus primeras cuatro finales de Grand Slam ahora ha ganado las siguientes cuatro, en la segunda etapa de su carrera llena de éxitos como la primera, aunque aún le falta un objetivo que quizás no estaba en sus planes pero que ahora sí está presente: ser otra vez No. 1 del mundo; una meta que a esta altura parece inminente.

¿La clave de su éxito? La humildad. Es que a pesar de este regreso ganador no se le han ido los humos a la cabeza a Clijsters y repitió tras abrazar la copa en Australia que ésta posiblemente sea su última temporada completa y que su objetivo final son los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Todo lo que logre entremedio sólo es premio a su talento y alegría de jugar al tenis por diversión, lo cual está cada vez más extraviado.

Más sobre Tenis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X