Inicio » Alma »

Abusos sexuales de terapeutas con sus pacientes: Casos que existen y no se denuncian

Antes de ponerte en manos de cualquier terapeuta, averigua, pregunta, y si algo no te parece bien, no te lo calles. Vete y denuncia.

Guía de: Alma

Me conmovió profundamente el testimonio de Erika Olivera en la Revista del Sábado. La gran atleta nacional ha hecho público que fue violada por su padrastro evangélico durante más de 10 años ininterrumpidamente. A los 12 le contó a su madre, y ella no le creyó (o no quiso creerle a pesar de la enuresis nocturna de Erika). Pensó contarlo en el colegio, pero se dijo a su corta edad, si mi mamá no me cree, menos me van a creer en el colegio. A los 18 años pudo liberarse de este horror. Aplaudo la valentía de Erika y pido que DiosDiosa la bendiga.

abusos-terapeutas

Sincrónicamente a esta lectura, me encuentro con un posteo en las redes sociales en que se  denuncia que, no uno, si o varios terapeutas que ofrecen relajo, desbloqueos y bienestar, se sobrepasan con sus pacientes en el marco de la consulta,  tocando sus partes íntimas. El acto de sobrepasar esos límites sin consentimiento, es deleznable por sí mismo, pero lo es más, cuando almas vulneradas están poniendo su confianza en el reiki,  masaje, cristales, o lo que sea que se ofrezca como sanación.

Al menos 15 mujeres han mantenido esto en secreto por vergüenza. A todas las han tomado por sorpresa, esas manos en lugares donde nunca debieron entrar. Algunas, enfrentaron al “terapeuta” , recibiendo como respuesta que sus bloqueos sexuales son los que hacen que ellas sientan abuso.

Aplaudo la valentía de quien, sin dar nombres en su muro, puso luz sobre este tema tan importante. Me hago cargo, de que a  3 personas a quienes envié a masaje, se sintieron incómodas y me hicieron este tipo de comentarios. Evidentemente el señor ya no está entre mis recomendados.

Invito a quienes han vivido la experiencia a denunciar con nombre y apellido a los abusadores. Tal como hizo Erika. Eso, lejos de descalificarla, la engrandece. 

Antes de ponerte en manos de cualquier terapeuta, averigua, pregunta, y si algo no te parece bien, no te lo calles. Vete y denuncia. Siembra en amor, no en temor.

Más sobre Alma

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X